3 octubre, 2014. Por

El veredicto

Jan Verheyen
El veredicto, un apasionante drama legal que reflexiona sobre el término justicia y su aplicación
El veredicto

¿Cuáles son los límites que separan lo aceptable de lo inadmisible, la justicia de la burocracia? "No hay justicia, solo límites". Utilizando esta reflexión de Camus como eslogan, se presenta el drama judicial El Veredicto del director belga Jan Verheyen. A partir de una premisa que cuestiona el concepto de justicia y la correcta aplicación de la misma, y por ende la validez del sistema judicial actual, se desarrolla toda una trama cuyo grueso se centra en el juicio donde se decidirá la inocencia o la culpabilidad de un individuo a quien el sistema judicial ha fallado de una manera apabullante.

El personaje principal es Luc Segers (Koen de Bouw), un exitoso ingeniero felizmente casado, que verá fulminada su vida tal como la conoce en el momento en el que su mujer es asesinada por un criminal recurrente y su hija muere atropellada en el lugar de los hechos. Abandonado por un sistema judicial que permite dejar libre al culpable en detrimento de los hechos apoyándose en un error procesal, Luc se tomará la justicia en sus manos, pasando de ciudadano modelo a depredador, movido tan solo por el deseo de venganza y de justicia más allá del Estado de derecho y los límites aplicados por este.

Nada más comenzar el film, el espectador será posicionado como único testigo de unos hechos brutalmente explícitos y de tal violencia que la escena de la paliza recuerda a la incómoda Irreversible de Gaspar Noé, aun tratándose la venganza de formas muy diferentes. Con estas escenas en la mente, el film pasa casi directamente al juicio, sin mostrar los hechos por los que es juzgado el personaje, para que el espectador viva el caso al igual que lo haría un jurado real: día por día y en la misma secuencia, situando a este mismo espectador-testigo como parte del jurado (al igual que lo hizo, salvando las distancias, Hitchcock en Testigo de cargo) y del que también se esperará un veredicto que supuestamente coincidirá con el del jurado popular que se presenta en el film, reflejo de los propios espectadores en pantalla. Puede ser que esto no parezca del todo imparcial, pero sin embargo parece algo lícito si la intención del director, como es el caso, es la de que como público externo, nos involucremos de una forma directa con el caso.

Es a través del seguimiento de los diferentes participantes en la aplicación de la ley que el director destapa la lucha entre la prevalencia del sistema judicial contra la aplicación de una justicia “real”, y es gracias a las contundentes interpretaciones de los actores Johan Leysen (al que vimos en Joven y bonita de Françoise Ozon) y Koen de Bouw (poco conocido en el resto de europa pero merecidamente aclamado en Bélgica) que la película de Verheyen cobra fuerza, pese a que habrá quien se quede con ganas de una mayor profundidad en la personalidad de los personajes principales y en un mayor debate acerca del término justicia, más allá de sus connotaciones legales.

La idea de que se trata de una película que le habla directamente a la sociedad para evidenciar los fallos y el mal funcionamiento de la ley es reafirmada con la presentación, al final del film, de unos datos estadísticos reales en Bélgica que corroboran esa necesidad de una reforma del sistema. Al igual que en la vida real, aquí no hay finales felices, sólo finales que dan comienzo a nuevos principios. El Veredicto no es perfecta, pero cumple su función.

El veredicto

+ INFO

Nombre exposición: NULL

Director: Jan Verheyen

Género: Drama judicial

Reparto: Koen De Bouw, Johan Leysen, Veerle Baetens, Jappe Claes, Viviane De Muynck, Hendrik Aerts, Joke Devynck, Jo De Meyere, Chris Lomme

NULL

NULL

Música: Steve Willaert
Fotografía: Frank van den Eeden

Estreno: 03.10

Dirección: NULL

Cuándo: NULL

Precio: NULL

Venta de entradas: www.entradas.com