5 agosto, 2014. Por

Begin Again

John Carney
El director de Once incursiona en Hollywood con Begin Again, un drama romántico con la música como hilo narrativo
Begin Again

Decir que una canción puede salvar tu vida es como comerte en cinco minutos 23 kilos de azúcar glas, así, a lo loco: un exceso de glucosa por centímetro cúbico que te puede dar un patatús. Pero si esa frase se matiza durante más de hora y media en una película que logra convertir el cliché en cuestionamiento industrial, la reivindicación de la pureza de las artes en un homólogo del romanticismo enmascarado, la perspectiva cambia. Y es que aunque pueda sonar naif y utópica, Begin Again utiliza los esquemas preconcebidos tanto del cazatalentos y/o productor musical como de la estrella del rock en ciernes para desarrollar una historia que no sólo cuestiona los cimientos de la industria musical y sus vicios autoimpuestos, sino que conmueve desde su perfil más idealista y, si cabe, hiperrealista, proponiéndonos una gloriosa y complicada máxima: salvar tu vida y recomponer tu mundo, al borde del precipicio, a partir de la pureza de las canciones.

Después de triunfar hace unos años con una propuesta similar como lo fue Once, en la que dos solitarios desconocidos encontraban sinergias sentimentales a través de un cancionero que iban creando juntos; la primera incursión de John Carney en el cine norteamericano replica aquella epopeya romántico-artística irlandesa desde Hollywood, jugando tanto con la crítica industrial como con el purismo romántico aplicado tanto al campo de las artes como al vital. Y lo hace con una aventura que protagonizan Gretta (Keira Knightley), reciente ex novia de una también reciente estrella del rock y bebé de la industria mainstream (Dave Kohl, o Adam Levine, conocido vocalista de Maroon 5… ¿haciendo de sí mismo?), y Dan (Mark Ruffalo), un cazatalentos en horas bajas que vivió en los 90 la era de la revolución de la primera industria indie y cuyo todo su mundo se vino abajo hace unos años. Ambos se encuentran por causa y casualidad, decidiendo, desde el alambre y con ese hiperrealismo del nada-es-imposible ponerse a grabar en la calle, sin estudio ni discográfica, el primer álbum de ella.

Durante toda esta aventura de grabación y gesta de las canciones, Begin Again narra en paralelo una historia narrativa y otra metafórica, como se intentó en films como (500) días juntos o en su ópera prima Jonás Trueba: a través de las canciones va rearmando las vidas de los protagonistas, reiniciando los (malos) vicios del éxito primerizo, de la búsqueda de lo efímero, superfluo, inmediato y superficial como nuevo modelo comercial; y aboga por la pureza, por la verdad de las canciones, por la reivindicación del músico callejero y por una mezcla de la sapiencia y sabiduría de la veta más romántica de la vieja industria (la del cazatalentos que descubre a su nueva figura en un garito de mala muerte en el momento menos pensado; y la de hacer una grabación en medio de la calle, pasando de sellos, de estudios, de músicos sesionistas…) con los postulados de la nueva (internet, la muerte del formato físico, la reconcepción de los contratos, lo trivial y corrompido de las megaestrellas…). Una suerte de tesina audiovisual en la que la gran conexión interpretativa de Knightley y Ruffalo consigue teorizar acerca de los males congénitos tanto de la industria musical como de los romances modernos.

Begin Again

+ INFO

Nombre exposición: NULL

Director: John Carney

Género: Drama romántico musical

Reparto: Keira Knightley, Mark Ruffalo, Hailee Steinfeld, Adam Levine, James Corden, CeeLo Green, Catherine Keener y Mos Def

NULL

NULL

Guión: John Carney
Música: Gregg Alexander
Fotografía: Yaron Orbach

Estreno: 01.08

Dirección: NULL

Cuándo: NULL

Precio: NULL

Venta de entradas: www.entradas.com