25 octubre, 2013. Por

Come, duerme, muere

Gabriela Pichler
Gabriela Pichler filma sin estereotipos la historia de una entrañable joven que lucha por vivir
Come, duerme, muere

La crisis económica no solo ha provocado -entre otros- una mayor desigualdad entre clases sociales, la merma la capacidad adquisitiva de los compradores por el paro o el encarecimiento de la vida, el cierre de innumerables empresas y pequeños negocios, movimientos demográficos “a la desesperada”, la precarización de la situación de los más vulnerables y las clases más bajas: también ha puesto de manifiesto que el esfuerzo, la predisposición y las buenas intenciones no siempre obtienen su merecida recompensa. En base a este concepto gira la ópera prima de Gabriela Pichler, Come, Duerme, Muere, presentada en la Mostra de Venecia (Premio de la Crítica) y en el Festival de Cine de Sevilla (Mejor Película Europea y Mejor Actriz), triunfadora en los Premios Guldbagge suecos, seleccionada para los Oscar, para los Premios Lux del Parlamento Europeo y para el European Discovery Prize que concede la Academia del cine europeo.

Raša es una entrañable joven emigrante de origen montenegrino que vive con su padre enfermo en un pueblo sueco y trabaja en un a fábrica empaquetando todo tipo de alimentos. A pesar de que Raša es una excelente compañera de trabajo, aplicada, eficiente y “es capaz de pesar con sus propias manos 175 gramos exactos de rúcula”, le despiden junto con otros compañeros -de diferentes edades y con diferentes situaciones sociales- en uno de los consabidos y temidos Expedientes de Regulación de Empleo de su empresa. Comienza a partir de ahí, una lucha verdaderamente afanosa por encontrar un nuevo trabajo, un camino en el que se dará de bruces contra el desinterés general, la indiferencia por parte de algunos de sus amigos y colegas, los dilemas morales, la tediosa e insondable burocracia e incluso el racismo o la marginación.

Gabriela Pichler -cuya biografía coincide en múltiples aspectos con la historia del filme-, sabe narrar con paciencia y sensibilidad la historia de esta heroína invisible y de la realidad que le rodea, transmitiendo su progresiva desesperación e impotencia a través de la imagen más que de los diálogos y sin recurrir a las situaciones extremas o el melodrama. En verdad Raša no es la pobre mártir proletaria en busca de compasión: sabe aprovechar su tiempo libre y divertirse a pesar de no tener un duro, está rodeada también de buena gente que la quiere sin condición y su intención es ganarse con sus propias manos la confianza de la sociedad sin renunciar a su identidad y personalidad. De esa misma manera el personaje se gana al público en una actuación sorprendentemente auténtica y convincente, sin recurrir al personajismo o la simpatía tontorrona y todo esto a pesar de que Nermina Lukac no es actriz profesional, ¿o quizá por eso sea tan sumamente verosímil? Sea como fuere, la sensación final es la de encontrarnos ante una realidad social sueca muy diferente a las de las oficinas de turismo, una realidad que recuerda a Ken Loach, Andrea Arnold o Aki Kaurismaki pero con una personalidad propia en la que el drama se filtra a través de los actos más cotidianos, sin concesión al artificio o lo superfluo.

Lo mejor:
– La actuación sublime de Nermina Lukac, su protagonista, que no es actriz.
– Los títulos y música poligoneros al principio y al final de la película.
– La desesperación que se destila de las situaciones más cotidianas.

Lo peor:
– Que tendremos que esperar un tiempo para poder ver algo nuevo de Gabriela Pichler

TRAILER COME DUERME MUERE CON SUBTITULOS EN CASTELLANO from Luis Angel Bellaba on Vimeo.

Come, duerme, muere

+ INFO

Nombre exposici�n: NULL

Director: Gabriela Pichler

G�nero: Drama

Reparto: Nermina Lukac, Milan Dragisic, Jonathan Lampinen, Peter Fält y Ruzica Pichler

NULL

NULL

Guión: Gabriela Pichler
Música: Andreas Svensson y Jonas Isaksson
Fotografía: Johan Lundborg

Estreno: 25.10

Direcci�n: NULL

Cu�ndo: NULL

Precio: NULL

Venta de entradas: www.entradas.com