31 mayo, 2013. Por

Juego de destinos

Fernando Meirelles
Fernando Meirelles estrena su última película: un giro de 360º, pero no por ello un film redondo
Juego de destinos

Cada cual elige la cuerda con la que ahorcarse: no se trata de una jugarreta del destino, sino de una cuestión de elecciones las que se van perfilando y encauzando nuestras vidas. Esto es lo que trasluce en la última película de Fernando Meirelles (Ciudad de Dios o El jardinero fiel), y por eso resulta tan poco afortunada la traducción al español del título en inglés de su última película, 360. Juego de destinos, una adaptación de la controvertida novela La Ronda del escritor austriaco Arthur Schnitzler. Tan literal y obvio como el título del filme, 360 es una película de historias entrelazadas de un modo, efectivamente, poco sutil (no crean que encontraran en ella la tensión latente y la genialidad de Vidas cruzadas de Robert Altman o el fantástico lenguaje y ritmo de Elephant de Gus Van Sant). El filme es, en sí mismo, un giro de 360º pero bajo ningún concepto es una película redonda: la linealidad de su guión (que va saltando y encajando una historia con otra) lo hace predecible y aburrido; la planitud de sus personajes (con alguna excepción); y su carácter aleccionador y redentor resultan, como poco, ridículos.

Michael (Jude Law) se encuentra de viaje de negocios en Viena y contrata los servicios de una prostituta eslovaca (Lucia Siposova); pero finalmente, disuadido por la presencia de algún conocido en el lugar de la cita, no llega a presentarse, y se escapa, feliz (al parecer) de no haber consumado su infidelidad. No es el caso de su mujer Rose (Rachel Weisz), exitosa editora de una revista londinense que, al no encontrarse su esposo en casa, aprovecha la ocasión para echar una canita al aire con su joven amante brasileño (Juliano Cazarré); al cual, sin saberlo todavía, su novia Laura (Maria Flor) le ha abandonado. Laura abandona el país para volver a su tierra natal y en el avión entre copa y copa de vino conoce a John (Anthony Hopkins), que viaja para comprobar si el cadáver de una mujer aparecida en EE.UU. es el de su hija desaparecida tiempo atrás. La paternal y entrañable relación entre ambos se interrumpe (y aquí es cuando la historia se vuelve más intensa y dramática) cuando en el transbordo en Denver Laura conoce a un recién ex-presidiario (Ben Foster) al cual se lo pondrá difícil para contener sus impulsos.

A pesar de que existe una clara intención de posicionamiento frente a temas como la prostitución, la infidelidad, el crimen, la sociedad… apenas llega a perfilarlos por culpa de una trama excesivamente elaborada y cerrada. Una lástima para un casting realmente interesante; no tanto como por la cantidad de estrellas que encierra, sino tanto por las caras menos conocidas y como porque en ningún momento llega a empatizar con el espectador por sus breves apariciones.

Juego de destinos

+ INFO

Nombre exposición: NULL

Director: Fernando Meirelles

Género: Drama

Reparto: Anthony Hopkins, Jude Law, Rachel Weisz, Ben Foster, Moritz Bleibtreu, Jamel Debbouze y Marianne Jean-Baptiste

NULL

NULL

Obra original: Arthur Schnitzler
Guión: Peter Morgan
Fotografía: Adriano Goldman

Película en Filmin: aquí

Estreno: 31.05

Dirección: NULL

Cuándo: NULL

Precio: NULL

Venta de entradas: www.entradas.com