22 febrero, 2013. Por

Blue Valentine

Derek Cianfrance
Blue Valentine o las fracturas románticas y el desmoronamiento de las necesidades mutuas
Blue Valentine

Los procesos circulares a los que se somete toda relación romántica dependen práctica y enteramente de un elemento: el equilibrio. No sólo el equilibrio psicológico y no-ciclotímico de quienes la conforman, sino un equilibrio en donde el cariño, la necesidad, la pasión, la admiración y los procesos internos de cada persona no se colapsen de tal modo que esas corrientes circulares se salgan del rail. Derek Cianfrance ha templado su calma y se ha tomado doce años (entre idea, financiación, encontrar un equipo que se resquebrajara y ralentizara la producción del mismo y aterrizaje en cines) en trabajar en su ópera prima, una historia que se afana por ser real desde el decorado (Brooklyn y sus gentes reales) hasta los extras y, sobre todo, brutalmente honesta y creíble en unas interpretaciones que comunican los procesos sentimentales de dos jóvenes en la conformación y confrontación de sus emociones románticas, de sus bajas pasiones y sus necesides. Blue Valentine ha acabado erigiéndose, ya sea por la espera de su aterrizaje en cines, por ese ocultismo temático que es el drama romántico sincero, por poseer a dos de los mejores actores de su generación en el punto interpretativo más alto de sus carreras (Ryan Gosling justo antes de Drive y Michelle Williams en un momento personal bajo y cuya interpretación le valió su primera nominación a los Oscar) o por comulgar con un género que hibrida entre el drama romántico de Hollywood y el cine indie post-mumblecore, en un film de culto en torno al amor que si bien respeta esa línea que luego veríamos en films como Beginners, genera una viva implosión en el espectador que conecta, a su vez, tanto desde las expulsiones confesionales de la joven pareja (Dean y Cindy, un pintor de brocha gorda y una enfermera, padres de una primeriza y repentina niña) como en la empatía sincera que emite ese diálogo dual entre pasado-futuro, amor-desamor y desequilibrios de emociones fatales. Para amar, llorar y comer helado de chocolate durante mes y medio.

Cianfrance se encarga de mostrarnos las dos caras de la moneda: la de cómo se forja un amor romántico de (sic) película, en donde la necesidad, la aceptación y el afán reconstructivo acabó fortaleciendo ese amor para luego desfragmentarlo, creando tics molestos en donde las buenas intenciones acabarían solapándose con el cuestionamiento decisor de una de las partes. Una suma de promesas y varios clavos ardiendo que cogen y tiran a la basura, según el momento. Y en medio de esa necesidad y des-necesidad, Cianfrance nos habla y coloca ante un colapso de arrepentimientos y cuestionamientos, de amor veinteañero, de madurez repentina, de reemplazo inconsciente de unas ausencias y necesidades por otras, del fin de la pasión. Nos habla de un choque relacional, de una balanza desequilibrada de cariños pero, sobre todo -y ahí reside el poder- da libertad al afloro emocional: re-educa en esas lindes a unos actores como Gosling Williams (originalmente serían Williams y Heath Ledger, quienes eran pareja en ese momento, pero la repentina muerte de Ledger y el luto que ella guardó para reponerse del K.O. demoró un tiempo la producción de la película) y los somete a un proceso de empatía relacional, de expulsión de sus impulsos, caracterizándolos con credulidad y obligándolos a someter al espectador a un enamoramiento y desazón que no se suele ver en las películas románticas y que tiene mucho de improvisación. Un fuerte, el de las interpretaciones, que rozan los extremos con cuidado, sometidos a un proceso de purga de pensamientos fuera del guión, de confianza y odio entre sí mismos, haciendo real el drama de esos periplos circulares de flechazo-amor-relación-fin. Una de las últimas proezas delicadamente coreografiadas en torno al amor y a sus vicios y virtudes. Aquí hay mucho de lo segundo.

Blue Valentine

+ INFO

Nombre exposici�n: NULL

Director: Derek Cianfrance

G�nero: Drama romántico

Reparto: Ryan Gosling, Michelle Williams, Mike Vogel, John Doman, Ben Shenkman, Liam Ferguson, Maryann Plunkett, Faith Wladyka, Samii Ryan, Tamara Torres, Carey Westbrook y Eileen Rosen

NULL

NULL

Guión: Derek Cianfrance, Cami Delavigne y Joey Curtis
Música: Grizzly Bear
Fotografía: Andrij Parekh

Estreno: 22.02

Direcci�n: NULL

Cu�ndo: NULL

Precio: NULL

Venta de entradas: www.entradas.com