8 febrero, 2013. Por

Las ventajas de ser un marginado

Stephen Chbosky
Las ventajas de ser un marginado o el drama de ser un adolescente al que le gustan los Smiths
Las ventajas de ser un marginado

A la hora de reivindicar el cine adolescente, es difícil encontrarnos con títulos que procuren dejar de lado la superficialidad de los chavales de portada de la SúperPop de turno o de la adaptación de algún héroe pre-púber de la nueva camada de caras bonitas de Disney y dar con una película que trace puentes entre el cine de acceso público y el de nicho. Las ventajas de ser un marginado es el último grito del cine mainstream norteamericano y una positiva intentona por acoplarse a los postulados del cine independiente adolescente: acaba componiendo un cruce de transición adolescente-adulta que lo asemeja, por momentos, al grupo-guetto de Friends pero que también lo deja cerca tanto de Submarine como de la serie británica Skins, de Juno o C.R.A.Z.Y. Chavalada atormentada, que no lidera los grupos ni de animadoras ni de guaperas fatales del instituto medio americano, que le cuesta entablar relaciones y amistades entendidas como “normales” y que no escucha ni a The Black Eyed Peas ni a Justin Bieber. Adolescentes en vías de desarrollo que asumen sus períodos transitivos a la vida adulta como un conflicto que no saben cuándo ha comenzado ni cuándo acabará.

Porque la auto-adaptación y re-escritura de su homónima y exitosa novela nos regresa a Stephen Chbosky al cine más de tres lustros de su primer film acaba convirtiendo (y sin necesidad de que la adaptación sea literal) una novela de tormento soft adolescente en una adaptación muy fiel pero más apegada al espectáculo a la vez que la convive en una reivindicación de las jóvenes promesas del cine hollywoodiense (Emma Watson a la cabeza y secundada por Logan Lerman y, sobre todo, un Ezra Miller que invita a pensar en una versión juvenil y no-pirata de Jack Sparrow) es un compilado de canciones de The Smiths, reclamos del outsider marginal de instituto americano y gags socio-realistas de la generación WhattsApp perfectamente equilibrados y envasados en un film que conecta la facción más lacrimógena y pedagógica del cine comercial con lo más indie del adolescente conflictuado en vías de (su propio) desarrollo.

Lo curioso del retrato de Chbosky es que, si bien el retrato y los caracteres que compone parecen estereotipados (un chaval timidillo sin amigos, un gay excéntrico y extrovertido, una chica guapa pero que está más cerca del perfil de moderna indie que el de animadora del equipo de fútbol americano, una gótica-emo con filias paranormales…) no recurre a gags ya conocidos en los últimos años en el cine adolescente: ni extremos sociales como los del último cine británico adolescente (intentos por adaptar a quinceañeros a los barrios bajos british: Neds, Somers Town, Fish Tank o This is England) ni alardes de tragedia griega (no hay bombas a la vista, afortunadamente: esto no es ni Elephant ni Paranoid Park ni Tenemos que hablar de Kevin), sino que su propuesta es facturar una versión de un cine que no protagonizaron hace cinco años ni Miley Cyrus ni Zac Efron proponiendo un puente del cine independiente al cine mainstream adolescente con un trasfondo de drama social del chaval outsider. Bienvenido al mundo de los conflictuaditos.

Las ventajas de ser un marginado

+ INFO

Nombre exposici�n: NULL

Director: Stephen Chbosky

G�nero: Drama adolescente

Reparto: Logan Lerman, Emma Watson, Ezra Miller, Mae Whitman, Kate Walsh, Dylan McDermott, Melanie Lynskey, Nina Dobrev, Johnny Simmons, Joan Cusack y Paul Rudd

NULL

NULL

Guión y novela original: Stephen Chbosky
Música: Michael Brook
Fotografía: Andrew Dunn

Estreno: 08.02

Direcci�n: NULL

Cu�ndo: NULL

Precio: NULL

Venta de entradas: www.entradas.com