10 febrero, 2011. Por

I’m Still Here

Casey Affleck
Joaquin Phoenix graba en vivo y en directo todo su proceso de autoinmolación pública
I’m Still Here

Hollywood tiene una (¿mala? ¿buena?) costumbre: crear monstruos de diverso pelaje. En el caso de Joaquin Phoenix conceptos como los de monstruo y pelaje cobran un significado especial. Su monstruosidad como actor (posiblemente uno de los actores mainstream más destacables de su generación: sus papeles en Gladiator, En la cuerda floja o La noche es nuestra lo han elevado a un estado de gracia particular en la que sólo él sabe interpretar determinados papeles generando un nivel de dependencia entre el director, la historia y el actor) no es inversamente proporcional a su monstruosidad física de evolución casi homínida similar a la de Bardem: gran espalda, facciones duras y, ahora, un pelaje que cubre toda su cara como si de pintura indeleble se tratase (o, quizás, por su afán de imitar a Zach Galifianakis). Ese monstruo que Hollywood creó ahora quiere revelarse. O eso intenta hacernos creer en I’m Still Here. El problema es cuando la saturación de la parodia acaba calando tan profundo en el personal que ahora sólo te pueden identificar con esa suerte de personaje paralelo con el que querías jugar durante un par de años. Avalon rescata el ¿falso? documental que Joaquin Phoenix rodó bajo las órdenes del joven actor (y cuñado suyo) Casey Affleck en un drama documental con mucho de This is Spinal Tap y mucho más aún de su peor pesadilla.

La lucha entre el controvertido actor y su fama de alcance global con papeles que permanecerán en la retina hasta el fin de los días del celuloide ha sido peliaguda. Se lo ha catalogado de ser una persona (o un personaje) complicado y apasionado, difícil de llevar, que nunca sabes con qué te va a salir. En I’m Still Here reniega de su vida para renegar, otra vez (“dejo de hacer películas para que mi vida se convierta en una puta película”, dice durante el rodaje), de esta nueva que nos propone: convertirse en un popular cantante de hip hop con un look que arriesga a su suerte el disfraz de oso panda excesivo. I’m Still Here recoge la exposición en vivo y en directo que Phoenix hace de su persona: la filtración de su supuesta retirada del cine, la mofa de los periodistas, la incredulidad de todo el mundo, el alcance de sus apariciones, su transformación física, su proceso de composición de canciones, su cerradísimo círculo de personas allegadas (además de Casey Affleck, Joaquin cuenta con dos ayudantes personales: Anton y Larry, humillados a su placer y obedientes perros falderos del actor) y sus excesos personales (su afición a la cocaína, a las putas, su dejadez física, el rechazo a papeles que podrían haber supuesto un giro en su carrera, etc.). Phoenix se da el gusto de poder jugar durante dos años a que puede ser la nueva estrella del hip hop norteamericano: busca la producción de Puff Diddy, compone canciones sobre su (anterior) vida y se expone en contados con los dedos de una mano (y sobrarían dedos) directos ante un público al que le da igual su música (cosa normal, por otro lado) sirviendo de elemento autoflagelador y haciendo el ridículo como si de un set para la serie Jackass se tratase. Hay puntos de humor exagerados (como cuando, literalmente, uno de sus ayudantes –Anton– le defeca en la cara durante la noche tras sufrir una pelea) como de infierno personal (cómo expone su vida en directo en la presentación de Two Lovers o en entrevistas públicas donde no se sabe si se trata de un depresivo obligado a salir a escena o de un actor que pasó el límite de la autoparodia en populares late nights americanos). I’m Still Here mosquea tanto como el propio hecho de no saber si, en efecto, Phoenix cumplirá su promesa de no volver a actuar. Recemos porque nos la haya dado con queso.

I’m Still Here

+ INFO

Nombre exposici�n: NULL

Director: Casey Affleck

G�nero: ¿Falso documental?

NULL

NULL

Guión: Casey Affleck y Joaquin Phoenix
Fotografía: Magdalena Górka

Estreno: 11.02

Direcci�n: NULL

Cu�ndo: NULL

Precio: NULL

Venta de entradas: www.entradas.com