29 Junio, 2016. Por

Todos queremos algo

Richard Linklater
Linklater vuelve a la comedia adolescente y deja atónito con 'Todos queremos algo'
Todos queremos algo

Richard Linklater es un cineasta con una peculiar obsesión por retomar argumentos y personajes en diversos momentos del tiempo, algo a lo que incluso podría estar predestinado en el juego de palabras que es su propio apellido (“link later”= enlaza más adelante). Por ello, parece un renuncio por su parte el no haber podido repescar a los actores de la celebrada Movida del 76 (Dazed And Confused, 1993) para darle una continuidad.

No obstante, Todos queremos algo, a la que él ha definido como secuela espiritual de aquel filme, cumple en gran medida esa función. Los intérpretes y los personajes son otros, pero, si aquella película seguía a un grupo de adolescentes en el último día de clase en el Instituto, éste se sitúa en 1980, también en un lugar de Texas, y narra el fin de semana anterior al primer día en la Universidad de otro grupo de chavales que, si no los mismos, bien podrían ser sus hermanos pequeños.

Una banda sonora con temas de la época igualmente representativos sigue a la recién formada pandilla de adolescentes hormonados y rebosantes de testosterona que, para más inri, forman parte del equipo de beisbol y comparten una casa. Linklater los sigue con alta empatía, sin juzgar ni exaltar, en momentos y no-momentos que discurren entre el cliché descacharrante y cierto apego por la revelación. Al referirse a hechos transcurridos hace 36 años, tiene más de mirada nostálgica hacia la juventud perdida que de comedia de iniciación, aunque todo depende del punto de vista desde el que uno se posicione.

No disimula su filiación con las comedias universitarias de la época (Desmadre a la americana, Porky’s…) y ni siquiera intenta revisarlas a fondo, como puede haber sucedido en filmes recientes como El mito de la adolescenciaThe Myth Of The American Sleepover (David Robert Mitchell, 2010)-. El director de Boyhood  apuesta por lo desmadrado al situar a estos patanes salidorros dedicándose básicamente a disfrutar sus días de libertad entre juergas, piques, novatadas y la búsqueda incansable del polvazo. Vamos, de ese tipo de pelis que te vienen a decir en la cara que tu adolescencia fue un muermazo.

Virtud del cineasta es que lo hace maravillosamente bien. Los diálogos derrochan lucidez, nervio y capacidad de enganche. Los personajes van adquiriendo personalidad a medida que avanza la película, haciendo saltar los prejuicios o potenciales antipatías que uno pudiese tener inicialmente. Todas las situaciones son divertidas o interesantes, rezuman ritmo y vigor y te mantienen atrapado, esperando qué será lo siguiente que sucederá. Los semidesconocidos actores dejan entrever que no solo son guaperas hipermusculados o buenorras de manual, sino que tienen madera para convertirse en estrellas del mañana como sucediese entre muchos de los protagonistas de Movida del 76.

Hay en la trama un punto de inflexión importante. Cuando el protagonista, Jake (Blake Jenner) pregunta a sus compañeros si no se dan cuenta de que en todo lo que hacen están compitiendo. A ello seguirá una crisis de identidad que se podría asociar fácilmente con una reflexión sobre los cimientos del sistema estadounidense. En un momento histórico, además –el advenimiento del reaganismo- muy sintomático. Todo ello contagia una sensación de álbum de fotos teñido no solo por la nostalgia, sino también por la melancolía y cierta congoja. Uno se queda con ganas de saber cómo proseguirá la vida de esos chicos, cómplice con la adrenalina del misterio, la ilusión y la incertidumbre de lo que está por venir. De la conciencia de que esos días de juventud, hedonismo, amor y alta energía son fugaces y que la prisión del mercado laboral y sus servidumbres acecha a la vuelta de la esquina.

Hay otro buen puñado de cosas más o menos imperceptibles que hacen de esta  película, presunto ejercicio retro de homenaje a un género, un verdadero peliculón. Por ejemplo, los títulos de crédito finales: no hagan la tontería de perdérselos por nada del mundo.

Todos queremos algo

+ INFO

Director: Richard Linklater

Género: Comedia

Reparto: Blake Jenner, Ryan Guzman, Zoey Deutch, Tyler Hoechlin, Wyatt Russell, Adriene Mishler, Jonathan Breck, Jessi Mechler, Glen Powell, Will Brittain, Taylor Murphy, Lizzy Pop, Vanessa Amaya, Sophia Taylor Ali y Tory Taranova

Guión: Richard Linklater
Fotografía: Shane F. Kelly
Canciones: Sugarhill Gang, Blondie, The Cars, The Knack, Kool And The Gang, Van Halen, Cheap Trick, Dire Straits, Frank Zappa...

Estreno: 01.07

Venta de entradas: www.entradas.com