11 diciembre, 2014. Por

St. Vincent

Theodore Melfi
Bill Murray, con toda su chispa, protagoniza St. Vincent, una comedia amable con plus de moralina
St. Vincent

St. Vincent, la película, no tiene nada que ver con el alabado proyecto musical de Annie Clark, sino que se refiere a un personaje central diseñado para más gloria de Bill Murray. El tal Vincent no es, aparentemente, tan santo: es un viejo solitario, cascarrabias y misántropo, aficionado a las apuestas y el alcohol y que además mantiene una relación con una stripper rusa que está embarazada (y a quien da vida Naomi Watts). Murray, que básicamente viene a hacer de Murray (piensen en una mezcla entre los personajes desencantados con mucho encanto de Flores rotas y Lost In Translation), es el gran valor del filme y el centro sobre el que gira el mismo. Le beneficia el apoyo de unos excelentes secundarios: además de la siempre eficiente Watts, destacan la enternecedora Melissa McCarthy y el niño Jaeden Lieberher. Y también unos diálogos chisposos -puede que muchos de ellos, idea del propio actor principal- que ayudan al disfrute y a que uno se mantenga pegado a la pantalla.

Hasta aquí lo bueno porque, por lo demás, el guión nos lleva por la senda de la comedia amable más previsible. En esta historia sobre un santo vecino cuya bondad intenta ocultar a los ojos de los demás, el debutante Theodore Melfi crea un producto adorable y melifluo de envoltura indie (se ambienta en Brooklyn y no faltan canciones oportunamente esparcidas de Bob Dylan, Jefferson Airplane o The National) pero que, en esencia, no se aparta en casi nada de la escuela de Frank Capra. Con la actual crisis económica como leve telón de fondo, St. Vincent nos muestra a un grupo de perdedores que empiezan cayéndose mal pero están condenados a entenderse y, finalmente, a aceptarse y emprender un aprendizaje vital mutuo a través de sus relaciones. El viejo maltratado por la vida, la madre recién divorciada, la inmigrante embarazada en los márgenes de la sociedad y el niño inadaptado son casi desclasados, despojos sociales, a los que Melfi trata con cariño y cierta condescendencia, de un modo fiel al discurso de aceptación del outsider establecido por gran parte del cine independiente reciente. La mirada del director y guionista es análoga a la del personaje del profesor-cura de colegio religioso al que encarna Chris O’ Dowd: acepta todos los credos y comportamientos pero no puede evitar esparcir su visión moralista (encarnada gráficamente en la santificación), mientras que al espectador se le sitúa desde el punto de vista inocente del niño, con plus lacrimógeno añadido.

Al final, un producto entretenido y tierno, con pequeñas dosis de amargura  atenuadas por un subtexto claramente consensualista: los personajes, al borde de la exclusión social, hacen prevalecer su buen corazón y su voluntad de ayudarse mutuamente sobre cualquier tentación de rebelarse contra el sistema que les ha relegado injustamente a su situación. Muy en la ética del tipo "esto solo lo arreglamos entre todos".

St. Vincent

+ INFO

Nombre exposici�n: NULL

Director: Theodore Melfi

G�nero: Comedia

Reparto: Bill Murray, Melissa McCarthy, Naomi Watts, Chris O'Dowd, Terrence Howard, Selenis Leyva, Katharina Damm, Nate Corddry, Scott Adsit, Kimberly Quinn, Lenny Venito, Greta Lee, Alyssa Ruland, Alexandra Fong y Parker Fong

NULL

NULL

Guión: Theodore Melfi
Música: Theodore Shapiro
Fotografía: John Lindley

Estreno: 12.12

Direcci�n: NULL

Cu�ndo: NULL

Precio: NULL

Venta de entradas: www.entradas.com