16 abril, 2012. Por

[•REC]³ Génesis

Paco Plaza
Paco Plaza desarticula el horror cotidiano de los zombies con [•REC]³, una comedia negra de género
[•REC]³ Génesis

¿Cómo crear una película que, aun no siendo continuista con sus dos predecesoras del mismo título, siga permitiendo que se chupe del bote a bocajarro y consiga salir con vida del tinglado relacionándola con sus titulares anteriores? Paco Plaza tiene la respuesta en [REC] Génesis, la ¿no? tercera entrega de una supuesta saga que, por mucho que el título rece lo contrario, mantiene una continuidad bastante cuestionable con los dos primeros títulos paridos a cuatro manos entre las suyas y las de Jaume Balagueró. Del arte lo-fi y de serie b que se imploraba en aquellos dos primeros y claustrofóbicos films en los que (atención spoilers) los zombies resultaron ser algo así como mini-demonios embebidos en un edificio plagado de bomberos, policías y dos reporteros del formato Callejeros, se pasa a una boda por todo lo alto en la que, en medio de la celebración más maximalista del amor, la mierda ocurre. Y, esta vez sí, en forma de mondo zombie. Y ocurre de forma socarrona, con cierto afán de comedia negra y cagándose en los gags del cine de género, deformando la perspectiva fotográfica con respecto a las dos primeras entregas de la ¿saga?, pasando de la simulación de grabación cámara en mano y en primera persona casi documental al trazado de un ejercicio breve, ordenadamente caótico, irónico y paródico incluso en sus arranques más dramáticos y con una violencia tan original como desquiciantemente psicótica.

La traición no duerme al lado de Plaza a pesar de no haberse vuelto a encerrar en un piso a oscuras con la cámara en visión nocturna. Y, sin volver a recurrir al uso y disfrute de Manuela Vellés al servicio de la violencia de serie b, Paco Plaza decide, junto con Balagueró, repartirse el bacalao y aludir, primero, al génesis religioso para, el año que viene, dedicarse el otro (Balagueró, en tal caso) a firmar el apocalipsis según el mundillo zombie. En esta primera casuística, el Génesis de este REC no pretende delinear los porqués a modo de “el origen de” sino poner en paralelo a lo ya visto una historia que, aun pareciendo lejana a lo conocido, guarda ciertas reminiscencias que logran conectarlas y entender las, hasta ahora, tres películas con puntos comunes (el origen zombie por la mordedura de un perro, el aislamiento policial, la desconexión total en formato de micromundo espacial). Allí se citan Koldo y Clara (Diego Martín y Leticia Dolera), la parejita perfecta que se rodea de todos sus seres queridos para celebrar la culminación del enlace deseado y, más tarde, los dispone a todos juntos para que acaben, vaya por Dios, fulminándose entre sí a golpe de mandibuleo y reinvención física en zombies dementes.

Lo que más mola de [•REC]³ Génesis es que se aleja del cine zombie clásico y se acerca más a vertientes novísimas, mucho más agresivas y casi gores, algo así como una emulación en versión española del Deep Red de Darío Argento: los zombies de [•REC]³ no pierden su personalidad, sino que ganan deformidad, noción y pierden corazón: se desangelan y desatontan, sin más; no tienen planes ni estrategias, sólo accionan, no piensan, son todo intuición y emociones. Humanos, vaya. Desde la primera parte en que el primo de Koldo graba cámara en mano el anecdotario de la boda más cañí (Paco Plaza retrata a la perfección lo lamentable, cañí y paleto del formato de boda grandilocuente, con los típicos padrinos borrachos, amigos fiesteros, amigas zorrones, potas sangrientas y bailes que dan vergüenza ajena) hasta la segunda, en el que se desatan las catastróficas desdichas y una road movie que nos cuenta la supervivencia (o no) de la pareja por derroteros ajenos, todo en [•REC]³ Génesis da gracia, grima y miedo: incluso personajes secundarios como el inspector de la SGAE, el típico camarógrafo de bodas freak (en este caso, fan del cinema verité), el amigo ligón o el primo pajero tienen hueco y generan un ambiente de hostilidad idiosincrática española que reclama a horcajadas muertes seguras por vías como la batidora o la sierra eléctrica. Bueno, todo genera gracia, grima y miedo menos la actuación de un Diego Martín estático, que nunca se cree (ni merece) su lugar en la película, que sólo utiliza un gesto, que sus expresiones generan hasta dolor y, sobre todo, distan mucho de la exultante puesta en escena híper gestual, dramática y sangrienta de una Leticia Dolera que convierte una película liviana, televisiva, entretenida, negra y sarcástica en un emulador de las comedias cañí de Azcona, Berlanga o el Álex de la Iglesia de Acción Mutante o El día de la bestia como si fueran reinterpretaciones del primer Peter Jackson, Rob Zombie o George A. Romero. Un auténtico homenaje (más agresivo, gracias a Dios) al género zombie desde una perspectiva cañí que convierte al género en un gran w.c. en el que poder cagarse tanto en el respeto a las obras originales (o sea, las [•REC] anteriores) como al género en sí mismo o, sobre todo, a las bondades de la iglesia y la idiosincrasia española más paleta.

[•REC]³ Génesis

+ INFO

Nombre exposición: NULL

Director: Paco Plaz

Género: Comedia de terror

Reparto: Leticia Dolera, Diego Martín, Mireia Ros, Ismael Martínez, Emilio Mencheta, Àlex Monner, Javier Botet, Ana Isabel Velásquez, Blai Llopis, Itziar Castro, Claire Baschet, Xavier Ruano y Borja González Santaolalla

NULL

NULL

Guión: Paco Plaza y Luís Berdejo
Música: Mikel Salas
Fotografía: Pablo Rosso

Estreno: 30.03

Dirección: NULL

Cuándo: NULL

Precio: NULL

Venta de entradas: www.entradas.com