11 enero, 2010. Por

Un tipo serio

Joel y Ethan Coen
Un tipo serio, la nueva comedia de los hermanos Coen
Un tipo serio

Uno siempre piensa que los chistes acerca de los judíos son parcela inequívoca de las películas de Woody Allen. Sin embargo, ante la respuesta fácil, debemos destacar también los siempre interesantes trabajos fílmicos de los hermanos Coen. Recuerden, si no, las socarronas menciones al judaísmo de Barton Fink y El hombre que nunca estuvo allí o El gran Lebowski, por ejemplo. Pues, bien, tras su última incursión cinematográfica, la laberíntica Quemar después de leer (2008), llega a nuestras salas la paroxística, esperpéntica y desternillante hasta decir basta Un tipo serio (2009).

Regresamos aquí a los años 60, concretamente a Minnessota, e ingresamos en una comunidad judía. Nos espera la historia de un hombre bueno con una vida perfecta, o eso parece: trabaja como profesor universitario, tiene mujer y dos hijos. Así se nos presenta nuestro protagonista, Larry Gopnik (sublime Michael Stuhlbarg, nominado por este papel a los Globos de Oro), el tipo serio al que alude el título que, más bien, es un perdedor de capa ancha. Un tipo que no sabe que las apariencias engañan y que, entre bambalinas, su vida se desmorona a pasos agigantados: su mujer tiene un amante; su hermano, incapaz de conseguir un trabajo, duerme en el sofá del salón; su hijo se muestra indisciplinado, mientras se prepara para la ceremonia más importante de su vida, el Bar mitzvah y su hija sólo piensa en operarse la nariz (tan característicamente judía). Por si fuera poco, su puesto de trabajo (ascenso) es cuestionado por unas cartas anónimas enviadas a la universidad y uno de sus alumnos intenta chantajearle para mejorar su nota. Pero como rezan las palabras en yiddish que abren el film a modo de prólogo y contrapunto bizarro situado en Polonia, “recibe con sencillez todo aquello que te pueda suceder” y así lo asume, a modo de mantra, el desnortado Gopnik, que se refugia en los consejos de los “sabios” rabinos incapaz de asumir que la vida en la tierra, a veces, es un infierno y que la religión no siempre tiene las respuestas que necesitamos. ¿De qué se ríen, entonces, los Coen? Pues, precisamente, de la infelicidad ajena, pero también de su propia infancia y la educación que recibieron: ellos mismos nacieron en los años en los que está ambientada la película, son judíos y su padre también era profesor universitario. Pero no, no es una autobiografía, así lo afirman los interesados. Todo es pura invención (aunque aluda a la ilimitada paciencia del bíblico Job ante las adversidades), ácida visión de la religión judía y delirante comedia negra a cuya degustación nos tienen acostumbrados los siempre magistrales Coen. Y todo eso sin necesidad de recurrir a caras conocidas en su reparto. Sin duda, una película imprescindible para cualquier cinéfilo, amante o no del cine de los hermanos más celebrados del séptimo arte y, sobre todo, para aquellos que creen que su vida es un absoluto desastre.

Un tipo serio

+ INFO

Nombre exposición: NULL

Director: Joel y Ethan Coen

Género: Comedia dramática

Reparto: Michael Stuhlbarg, Fred Melamed, Richard Kind, Aaron Wolf, Sari Wagner, Jessica McManus, Adam Arkin

NULL

NULL

Nacionalidad: EEUU 
Guión: Joel y Ethan Coen 
Fotografía: Roger Deakins 
Música: Carter Burwell

Estreno: 08.01

Dirección: NULL

Cuándo: NULL

Precio: NULL

Venta de entradas: www.entradas.com