18 Septiembre, 2009. Por

Malditos Bastardos

Quentin Tarantino
Malditos Bastardos, lo ultimo de Quentin Tarantino con Brad Pitt y Diane Kruger
Malditos Bastardos

“Érase una vez, en la Francia ocupada por los nazis…”. Así comienza la particular interpretación de la II Guerra Mundial que el director de Reservoir Dogs, Pulp Fiction o Kill Bill reescribe en clave de venganza. Un cóctel molotov compuesto a base de todos los ingredientes del universo de su creador: maestría en el ejercicio técnico, originales diálogos, situaciones disparatadas, violencia gratuita en primer plano, una espléndida banda sonora y un homenaje al cine en cada plano. Pero esta ración de Tarantino versión XXL no será la que satisfaga al amante de la buena cocina cinematográfica. Tampoco se sentirá indigestado. En Notodo.com te contamos por qué Malditos Bastardos, que llega esta semana a nuestras pantallas tras su paso por los Festivales de Cannes y Donosti, se queda en solamente en eso, “la nueva de Tarantino”. ¡Maldito Bastardo! 

Como en anteriores ocasiones, Tarantino partió para elaborar el guión de su nueva película de una referencia cinematográfica, los Inglorious Bastards (1978) del italiano Enzo Castellari , donde un grupo de soldados judíos lograban escaparse de su captores cuando marchaban camino del patíbulo. Visto el resultado final, parece que Tarantino tomó nota del título y poco más. Sus Inglorious Basterds (el título original lleva una e para diferenciarlas) no son más que un atajo de soldados comandados por un despiadado teniente Aldo Raine (Brad Pitt), sedientos de venganza en busca de un objetivo que nada tiene que ver con el bien de la humanidad: conseguir 100 cabelleras nazis. Sin hacer prisioneros. Con crueldad y sin piedad. 

La película, articulada en 5 capítulos, nos va descubriendo las piezas de un puzzle donde diferentes personajes van poco a poco convergiendo en un capítulo final donde Tarantino se pasa la Historia por los mismísimos para dar forma a uno de los más disparatados desenlaces –y por qué no decirlo, soñado alguna vez por todos- de la II Guerra Mundial. Aunque ésta no será recordada como su última gran película, esconde algunos de los mejores ejercicios cinematográficos de los últimos años. Así, en el primer capítulo de la cinta, nos encontramos en un spaghetti western en medio de la tranquila campiña francesa nazi. Aquí, además, nos topamos con la razón que justifica el pago de la entrada: la magistral interpretación del reconocido (en su país) actor austriaco Christoph Waltz como el Coronel Hans Landa, con la que obtuvo el premio al mejor actor secundario en el pasado Festival de Cannes. Todo lo que sucede en el interior de una humilde casa de campo es simplemente sublime. 

Y campana y se acabó. Dejando la historia aparte (explicada ya en cualquier guía o avance), el resto de la cinta no es más que una hipérbole de su ya canonizado estilo cinematográfico: diálogos hilarantes pero no tan brillantes (el espectador mirará más de una vez su reloj durante el transcurso de interminables conversaciones); detalles y primeros planos, puero cine negro; homenajes al cine, desde El Bueno, el Feo y el Malo –su película favorita-, Fritz Lang y Metrópolis, Leni Riefenstahl y su Triunfo de la Voluntad o la poesía visual de Wong Kar Wai; así como una impecable selección musical con Ennio Morricone o David Bowie, entre otros.

Malditos Bastardos

+ INFO

Nombre exposición: NULL

Director: Quentin Tarantino

Género: Tarantino (acción, drama, bélico, comedia)

Reparto: Brad Pitt, Mélanie Laurent, Christopher Walz, Eli Roth, Michael Fassbinder, Diane Kruger, Daniel Brül, Til Scheweiger y Gedeon Burkhard

NULL

NULL

Guión: Quentin Tarantino

Estreno: 18.09

Dirección: NULL

Cuándo: NULL

Precio: NULL

Venta de entradas: www.entradas.com