12 mayo, 2016. Por

Esa sensación

J. Cavestany, J. Génisson, P. Hernando
El cine español del malestar da un nuevo paso con el filme coral Esa sensación
Esa sensación

Entre 2013 y 2014 se estrenaron en las pantallas españolas cuatro películas a las que fácilmente podría agrupar en un hipotético cofre bajo el título Cuadríptico del malestar. Me refiero a Magical Girl (Carlos Vermut), Caníbal (Manuel Martín Cuenca), La herida (Fernando Franco) y Gente en sitios (Juan Cavestany). Narraban historias muy diferentes, cada una tenía su propia personalidad y carácter, pero de su conjunto se desprendía un mal rollo, una sensación de extrañeza, desarraigo, deriva y desasosiego que, de modo indirecto, mostraba una visión de la realidad sociopolítica de la España contemporánea. De repente era como aquel cine crítico de la dictadura (pienso, sobre todo, en Buñuel, Saura o Borau) cuyo mensaje fluía entre líneas, impregnaba el ambiente y los personajes sin apuntar directamente con el dedo al sistema.

El primero en repetir jugada de todos ellos ha sido también el que les llevaba años de ventaja trabajando en la misma dirección: Cavestany. Esa sensación es casi una segunda parte, una hermana espiritual y carnal de Gente en sitios aunque, en este caso, el cineasta ha colectivizado el proyecto y comparte autoría con dos directores más jóvenes pero de similar talante: Pablo Hernando y Julián Génisson (este último, también componente del colectivo Canódromo Abandonado). Los tres están juntos y revueltos. No se sabe a quién corresponde cada idea, ni siquiera si cada una de las tres historias pertenece a un director diferente.

En realidad, no es éste un factor importante. Esa sensación, esa cosa imperceptible, es la que confiere unidad a los tres relatos que se van entrecruzando en la pantalla: el de una mujer que se excita eróticamente con objetos inanimados en diferentes no-lugares (un parquímetro, un puente, una escultura urbana…), un hijo que sigue y espía a su padre y un extraño virus que obliga a la gente a decir cosas sin querer. Pese a su autoría coral es, paradójicamente, una película más acabada, con una apariencia menos deslavazada o fortuita que Gente en sitios, cuya idea de caos post-humorístico parecía a veces surgir a partir de casualidades inconexas, pequeños hallazgos a medio terminar.

No sé si Esa sensación tiene un sentido más claro o simplemente es que, como espectadores, ya no nos resulta tan desconocido el terreno que pisamos. Se mantiene el desaliño, el feísmo visual y su carácter de producción low cost. También lo que indica el título, una especie de fuerza superior que lleva a los personajes a transgredir las convenciones sociales y las normas de comportamiento pero no con un ánimo consciente de ello. No son revolucionarios, sino víctimas de algo que no pueden evitar. Ni quieren, ya que esas pulsiones acaban por convertirse en adictivas pese a generar situaciones de altísima incomodidad, entre lo hilarante y el posterior rictus malrrollero de no saber qué es lo que está pasando ni por qué. Algo así como el momento en que asumes tu indefensión ante el desconcierto.

De entre las tres historias, es la de la mujer atraída sexualmente por los objetos la que tiene más poder y la que va creciendo mejor a medida que avanza el metraje, llegando incluso a empañarse de un extraño sentido de la emoción, provocando una empatía que también confronta al espectador con sus propios prejuicios. No estamos ante una simple travesura, un divertimento entre amigos o una acción artística para epatar. Hay, en toda la película, una radicalidad comparable a la del Buñuel que abrazó con más fuerza el surrealismo bretoniano. Pero también, a través del absurdo y del desafío al aprendizaje social de la normalidad, una reflexión más existencial sobre la ruptura de lazos comunitarios y la soledad del individuo. Esa es la sensación final, la que te va quedando tiempo después de que el filme termina y que te sigue dando vueltas en la cabeza.

Esa sensación

+ INFO

Director: Juan Cavestany, Julián Génisson y Pablo Hernando

Género: Cine low cost

Reparto: Lorena Iglesias, Vito Sanz, Jorge Suquet, Miquel Insua, David Pareja, Pietro Olivera y Bárbara Santa-Cruz

Guión: Juan Cavestany, Julián Génisson y Pablo Hernando
Edición: Raúl de Torres
Música: Aaron Rux y Joe Crepúsculo

Estreno: 13.05

Venta de entradas: www.entradas.com