22 abril, 2016. Por

Cegados por el sol

Luca Guadagnino
Ralph Fiennes se marca un baile épico a ritmo de los Stones en el melodrama noir 'Cegados por el sol'
Cegados por el sol

Si existe o no el género de “noir caliente” o si hay que inventarlo para presentar la última película del italiano Luca Guadagnino (Yo soy el amor) no importa, el caso es que en Cegados por el sol nos encontramos ante un guión que encaja bien con esa etiqueta. El peligroso cuadrilátero de deseos y pulsiones hacinadas bajo el sol mediterráneo en un aparentemente inocente reencuentro entre amigos de siniestro desenlace, es lo que nos hace pensar que es de ese género del que vamos a disfrutar. La pena es que la parte de suspense llegue tan tarde a la cita y sea finalmente el melodrama pseudoerótico con tintes de comedia el que se lleve el gato al agua.

Cierto es que durante el lento desarrollo de la trama, la tensión fluye en la pantalla a borbotones, pero es solo la tensión sexual incontenida (y, a la larga, cansina) de sus cuatro protagonistas: una cuasi paródica Tilda “mimo” Swinton en el papel de estrella del rock afónica en proceso de recuperación; el actor belga Matthias Schoenaerts —nuevo galán del cine de época (Lejos del mundanal ruido, La chica danesa…)— interpretando a su anodino y mazado novio; Dakota Johnson reafirmándose como lolita contemporánea en un papel a su medida; y la actuación exagerada, hilarante y delirante, pletórica y patéticamente grandiosa de un Ralph Fiennes sosteniendo todo el peso actoral de la cinta, con el resto del reparto orbitando a medio gas alrededor de su desquiciado one man show. Si hay una escena memorable en medio de este estético pero aburrido pase de postales vacacionales (casa-pisicna/ piscina-restaurante/ piscina-visita turística por la isla/ piscina- etc, etc.) es el convulso baile de Fiennes a ritmo del Emotional Rescue de los Rolling Stones: reverencial.

Listada como remake libre del clásico de Jacques Deray, La Piscina de 1969, a la cinta de Guadagnino (declarado admirador de la obra de Patricia Highsmith) le falta la tensión propia del thriller. Algo que, por otra parte, sí consiguió François Ozon en su también personal versión del mismo título (La Piscina del 2003), con la que curiosamente comparte director de fotografía, Yorick Le Saux, punto fuerte de ambos films. Aunque en Cegados por el sol la fidelidad a la historia original sea mayor y los personajes se traten con profundidad y psicología, el resultado final no resulta suficientemente convincente o satisfactorio (por lo menos a nivel de intriga); a una película que habla de emociones tan categóricas como el deseo, los celos, la desconfianza y la ira, la capacidad de trasmitirlas se queda en la superficie. Aunque turbias, estas son aguas poco inquietantes.

Cegados por el sol

+ INFO

Director: Luca Guadagnino

G�nero: Drama, remake

Reparto: Ralph Fiennes, Dakota Johnson, Tilda Swinton, Matthias Schoenaerts, Aurore Clément y Corrado Guzzanti

Guión: David Kajganich
Historia original: Alain Page

Estreno: 22.04

Venta de entradas: www.entradas.com