28 diciembre, 2015. Por

Cine 2015

Del 10 al 1
Elegimos cuáles han sido las Mejores Películas de 2015 según Notodo.com
Cine 2015

<<Del 30 al 21>> / <<Del 20 al 11>> / <<Del 10 al 1>>


10. DHEEPAN, de Jacques Audiard
Dice Audiard que ésta es la primera película –o, al menos, él no recuerda que exista otra- que trata sobre la Guerra Civil en Sri Lanka, aunque sea de modo indirecto. Es un tema al que, por cierto, muchos hemos tenido acceso desde la cultura popular a través de los discos de M.I.A. (hija exiliada de dos guerrilleros tamiles). El Dheepan del filme no existe. En realidad, es el nombre de un hombre muerto, cuyo pasaporte será tomado y su identidad usurpada para huir del país por parte de otro individuo llamado Sivadhasan. Un personaje a quien, por cierto, interpreta Antonythasan Jesuthasan, reconocido escritor que comparte muchas circunstancias biográficas con su carácter de ficción y que, al igual que todos los protagonistas principales, debuta como intérprete en la pantalla grande. (Bueno, en su caso, al menos como actor principal). Es ésta, por cierto, otra de las actitudes más radicales y honestas de la película: la renuncia al uso de actores reconocidos que tiren de la taquilla (De óxido y hueso, recordemos, la protagonizó Marion Cotillard), además del tratamiento realista de los idiomas, con las cosas perdidas en la traducción como parte importante del argumento. [LEER MÁS]


9. DEL REVÉS, de Pete Docter y Ronnie Del Carmen
¿Una película de Disney/Pixar tiene que ser necesariamente una película para niños? Con Inside Out (o Del revés), Pete Docter y Ronnie Del Carmen dejan claro el marcado afán universal y cuasi filosófico en el que están virando las propuestas de la factoría más espectacular que diera el cine de animación en su historia. En esta consiguen reflexionar acerca de las sensaciones, de los sentimientos, de la búsqueda del equilibrio emocional, de la necesidad de encontrar puntos medios, de la democracia de los sentidos. Y hacen llorar y reír a partes iguales a abuelos, padres y niños de todo el mundo. Chupaos esa, actores.


8. EX MACHINA, de Alex Garland
La sensación de constante desasosiego, de mal rollo disfrazado de buen rollo, es la predominante en un filme de apariencia sencilla, una distopía (al igual que Her) ambientada en un futuro cercano y creíble que, sin recurrir a espectaculares virguerías, encierra interesantísimas reflexiones sobre la cultura empresarial contemporánea y, con mucho mayor vigor y capacidad de turbación, las relaciones de poder y dominación/ esclavización sexual. En la figura del creador, ese Dios ex Machina, se ejemplifica un ideal clásico de la fantasía masculina, al tiempo que la criatura, muy cercana al mito de la Eva Futura, llevará la inteligencia artificial a nuevos pasos evolutivos, el emocional y el erótico. [LEER MÁS]


7. CALVARY, de John Michael McDonagh
Podría ser una comedia, pero tras la sonrisa te deja un desagradable rictus. Podría ser una reflexión sobre la pederastia en la Iglesia Católica, pero las víctimas se vuelven verdugos alardeando de su sentido de la injusticia. Podría ser una historia de misterio en la onda de Agatha Christie pero, a las primeras de cambio, el protagonista dice que sabe perfectamente quién le ha amenazado –ha reconocido su voz- y no hace nada por remediarlo, lo cual rompe el señuelo argumental del “quién es el asesino” aunque, de modo retorcido, ya que el enigma se mantiene de cara al espectador. Y podría ser, también, un drama religioso sobre la crisis de fe y la pérdida de valores morales, sobre el pecado y el perdón. Esos aspectos sí están ahí, pero parecen irrelevantes ante lo más potente y desolador que muestra la película: a un hombre solo asumiendo el previsible final de su vida en un entorno tan bello como hostil. En un mundo que no le quiere pese a que él hizo todo lo posible por buscar lo contrario. [LEER MÁS]


6. VICTORIA, de Sebastian Schipper
Victoria ofrece muchas emociones y subidas de adrenalina que, por mucho que te cuenten sobre el giro que toma el film o te hablen de su realismo narrativo, no creo se sientan igual si no son experimentadas en primera persona. Si además de ello, atravesamos esta primera línea narrativa, se puede vislumbrar desenfocado y sin adornar (en la misma línea que el resto del film) el retrato generacional de un tipo de juventud condenada al ostracismo por su diferencia o simple condición de ser. En definitiva, una película que combina el ahora más cercano con algunas de las pulsiones más atávicas; una obra contemporánea e inesperada que tiene muchas papeletas para ser una de las favoritas de público y crítica en este último trecho del año. [LEER MÁS]


5. PRIDE, de Matthew Warchus
Sepas o no en qué consistió el mandato de Margaret Thatcher y su opresión férrea a la clase obrera (a.k.a. working class) y destrucción de la unión minera (la más sólida del país en aquel entonces), Pride es una película fácil de seguir, que al final de lo que habla es de valores, de altruísmo, tolerancia y fraternidad, igual de conmovedores antes que ahora. El hecho de que sus carismáticos protagonistas sean personas reales hace que te involucres más con la historia si cabe, cobrando el guión una dimensión inspiradora y emocionante más allá de la mera ficción cinematográfica. Al acabar el visionado, impulsado por ese final épico, sales del cine sintiendo que has sido testigo de algo trascendental, con una sensación agradable por todo el cuerpo y la cabeza llena de buenos propósitos. [LEER MÁS]


4. VIAJE A SILS MARIA, de Olivier Assayas
Estamos, pues, ante otro Olivier Assayas mayor, un drama construido como juego intelectual en que, como las nubes de Maloja, también fluyen el misterio, el romanticismo, la inquietud existencial y la emoción. [LEER MÁS]


3. LANGOSTA, de Giorgos Lanthimos
En la fabulesca historia, llamada Langosta porque sus protagonistas son convertidos en animales si no consiguen pareja en el plazo establecido de 45 días, Lanthimos crea un sádico y crudo universo distópico en torno a las relaciones amorosas en el que hay poco espacio para sentimentalismos. En esta poética, surrealista y violenta descripción del proceso de seducción y de emparejamiento, donde se manejan todo tipo de clichés en torno al amor —que son cuestionados para luego ser destruidos de forma salvaje—, solteros y emparejados mantendrán una absurda batalla de supervivencia de la que nadie saldrá ileso a los cáusticos balazos del director. [LEER MÁS]


2. EL CLUB, de Pablo Larraín
Imaginaos una herida abierta en el brazo. Muy abierta, sin puntos de sutura, con la sangre chorreando los bordes, y un tipo con tres kilos de sal dispuesto a no desperdiciar ni un grano: todo sobre la herida. Poco a poco, con ritmo pausado pero firme, perfeccionista en su detalle, soplando para que cuaje y se disuelva directamente en la herida, mirándote de frente. Ese tipo es el realizador chileno Pablo Larraín, una de las voces más respetadas, internacionales, necesarias y renovadoras del cine latinoamericano que, fiel a seguir desarrollando un tipo de cine molesto, crítico, comprometido, áspero y cómicamente negro, acaba de dibujar su mejor película hasta la fecha y una crítica tan frontal, explícita y voraz como casi cómica a los estamentos de la Iglesia Católica: la de ayer y la de hoy. Los corderos antes sueltos son ahora, y gracias a cineastas como Larraín, lobos atados que no quitan precisamente los males del mundo ni tienen piedad. [LEER MÁS]


1. BIRDMAN, de Alejandro González-Iñárritu
Al continente estético le acompaña un guión igualmente ingenioso y punzante, defendido por un elenco de actores (Edward Norton, Emma Stone, Naomi Watts, Amy Ryan, Zach Galifianakis…) en estado de gracia. En los soberbios diálogos vemos una sátira que encierra potentes reflexiones sobre la creación, la industria del espectáculo y la condición humana; sobre la vanidad, el ego y las inseguridades, la locura consustancial al oficio de actor, las percepciones y vicios de público y crítica y, sobre todo, el paso del tiempo y la decadencia. No sólo estamos ante una obra maestra dentro del subgénero de cine dentro del cine (o teatro dentro del cine), sino que incluso se atreve a jugar con algunos elementos fantásticos para aspirar a ser una obra total que no se parece a ninguna otra. [LEER MÁS]

<<Del 30 al 21>> / <<Del 20 al 11>> / <<Del 10 al 1>>

Cine 2015