12 enero, 2015. Por

Cine Español 2014

Del 15 al 6
Elegimos cuáles han sido las Mejores Películas Españolas de 2014 según Notodo.com
Cine Español 2014

<<Del 15 al 6>> / <<Del 5 al 1>>


15. TODOS TUS SECRETOS, de Manuel Bartual
Bartual debuta con una ingeniosa disección de las disfunciones relacionales en la juventud actual en plena adherencia de la multipantalla a nuestro día a día. Una multipantalla que se antoja como un simulacro entre un cuarto de cámaras de seguridad, el ventanuco de aquel concurso noventero o te rías que es peor y un multichat bruto, es el escenario (literal) para exponer a los nueve protagonistas: en una cuadrilla de tres por tres, nueve webcams apuntando al espacio privado de cada uno de los caracteres que protagonizan este ejercicio coral que merodea entre el drama sociológico sobre la amistad, el thriller tecnológico y la comedia de enredos 2.0. Y a la vez que narra la historia en formato mosaico, también dispara de esa manera: reflexiona sobre la precariedad laboral, fotografía sin imagen la emigración de jóvenes profesionales y, sobre todo, analiza y documenta tanto nuestra dependencia total a la tecnología como frivoliza sobre nuestra inconsciencia a la hora de utilizar las redes sociales como principal ente comunicador con otras personas.


14. LOS FENÓMENOS, de Alfonso Zarauza
Zarauza equilibra también la tentación de caer en las sobreexplicaciones, el conductismo emocional o la épica panfletaria atenuando la indignación con un humorismo en el que conviven constantemente la retranca, la melancolía y un halo trágico que va penetrando paulatinamente como la bruma marina. Poco a poco la noche fría va calando en el alma y congelando la sonrisa con un poso de incertidumbre, negra como una canción de Das Kapital.


13. EDIFICIO ESPAÑA, de Víctor Moreno
Proyectado por los hermanos Otamendi y construido entre los años 1948-1953, el Edificio España constituyó un importante foco de atracción cultural y de ocio además de albergar numerosas viviendas y oficinas. Cuando se anuncia su restauración en 2006, Víctor Moreno se lanza a grabar, con el permiso del Banco Santander, los entresijos de la madrileña Torre de Babel en pleno proceso de vaciado y se encuentra, sin quererlo, con las últimas y desesperadas bocanadas de aire de la próspera y ficticia burbuja inmobiliaria, de la inmigración en alza, de las hipotecas a toca-teja y los créditos bancarios a gogó.


12. PACO DE LUCÍA: LA BÚSQUEDA, de Francisco Sánchez Varela
El tiempo es relativo, dicen, y en este caso, si algo sentimos después del visionado, es el saber que en este homenaje de hijo a padre, con la el carácter atemporal que otorgan los sentimientos, la perduración de la memoria es lo más importante y el recuerdo lo único que permanece. Ese parece ser el mensaje que nos lanza Francisco hijo con su película y que reafirma lo que ya sabemos: el legado musical de Paco de Lucía no entiende de tiempos ni de los límites de la existencia.


11. HISTORIA DE LA MEVA MORT, de Albert Serra
Al igual que en títulos anteriores como El canto de los pájaros o la quijotesca Honor de cavalleria, entre otras, Albert Serra apela a la atención de un espectador a ser posible iniciado en su obra y que disfrute de metáforas cocinadas a fuego lento sin perder la paciencia. De nuevo, en su más reciente título los personajes departen sin que parezca que sus actos vayan a llegar a ningún sitio ni encajen dentro de una trama lineal. De hecho, en la mayoría de los casos no lo hacen, salvo para construir un mensaje global que, por el camino, se recrea en los detalles planteados por un creador tan irónico como erudito. Diálogos y silencios muy meditados y situaciones cuyo sentido se insinúa pero no se aclara desconciertan a parte de los asistentes de sus proyecciones en los festivales de cine que, por otro lado, siempre transcurren en salas abarrotadas.


10. ASIER ETA BIOK, de Aitor y Amaia Merino
¿Se puede hablar del “problema vasco” desde un punto de vista algo tan dramático y cercano como frívolo? Quizá no haya sido la intención primera de Aitor Merino al querer documentar la relación con su amigo desde la infancia (y etarra) Asier Aranguren, pero Asier ETA Biok (Asier y yo) acaba jugando con fuego. Y es que el debut de Merino y su hermana pretende ser un manual explicativo sobre esa zona intermedia en la que se encuentra buena parte de la población vasco-navarra: la de no sentirse afín a la lucha armada de ETA pero tampoco con la exacerbación del nacionalismo españolista y la demonización de las autodeterminaciones o, en su defecto, diferenciación de las diversas culturas que varias poblaciones del reino español poseen.


9. MORTADELO Y FILEMÓN CONTRA JIMMY, EL CACHONDO, de Javier Fesser
El trabajadísimo y espectacular acabado formal consigue que ver la película sea un gozo continuo. Es admirable tanto el detallismo con que se han diseñado las localizaciones (las calles y edificios de la ciudad en que se desarrolla la trama son asombrosamente realistas), pero también un ritmo endiablado, que no deja respiro entre gags, persecuciones por tierra y aire y continuos mamporros. Éste es uno de los mayores logros del filme: el abrazo entra la tradición del slapstick cinematográfico y el peculiar sentido de la violencia a lo bestia de los tebeos de la escuela Bruguera. El rescate de la salvajada como arma humorística, del chichón llevado a la tercera dimensión, alcanza un nada desdeñable valor transgresor en la era de la ofensa fácil, la sobreprotección del espectador y demás pacaterías de lo correcto.


8. OPEN WINDOWS, de Nacho Vigalondo
Un desafío visual complejo y un ingenio de planificación y montaje (barridos, zooms, cambios de perspectiva) con el que Vigalondo consigue lo más difícil: que, en lugar de sentirte mareado por todo este mogollón, llegue un momento en que te olvides de ello y asistas a lo que sucede como si estuvieses viendo una película “normal”. El cántabro opera como un DJ multicámara absolutamente virtuoso, e incluso utiliza una canción como leit-motiv, el Ghost Rider de Suicide, con un importante peso argumental.


7. EL TRISTE OLOR DE LA CARNE, de Cristóbal Arteaga
Se trata de una película sin montaje pero con una banda sonora peculiar y relevante. Durante los trayectos en coche, autobús o taxi que el protagonista realiza en su totalidad ante nuestros ojos se escucha de fondo el primer Debate sobre el estado de la Nación que ofreció Mariano Rajoy como Presidente del Gobierno. En los momentos en que las palabras del político se cuelan en el devenir de Alfredo Barrera se pueden escuchar promesas electorales y recetas contra la crisis que nunca llegaron. Pero el discurso está colocado de manera estrictamente cronológica y la labor de interpretar lo que ocurre queda en manos del espectador.


6. CARMINA Y AMÉN, de Paco León
Como sucediera en la primera parte, vuelve a ser el retrato de esta superviviente del extrarradio sevillano lo más logrado, así como el personaje en crecimiento de María León, a quien vemos que se irá convirtiendo en una nueva Carmina a lo largo que avanza la película (un linaje que, literalmente, acabará vomitando). Vuelven a fallar, sin embargo, los personajes secundarios, y especialmente las vecinas: seres absurdos, casi de manicomio, pero que acentúan la carga esperpéntica y que, al centrar el grueso de la historia en la escalera del edificio, recuerda en muchos momentos a las historietas de 13 Rúe del Percebe. En cualquier caso, se nota que León va pillando mejor el punto narrativo, y le queda una secuela más lograda que el primer intento.

<<Del 15 al 6>> / <<Del 5 al 1>>

Cine Español 2014

+ INFO

Nombre exposici�n: NULL

Director: NULL

G�nero: NULL

Reparto: NULL

NULL

NULL

NULL

Estreno: NULL

Direcci�n: NULL

Cu�ndo: NULL

Precio: NULL

Venta de entradas: NULL