27 diciembre, 2013. Por

Obra 67

David Sainz
#littlesecretfilm y Calle 13 lo vuelven a petar con la ópera prima de David Sainz , Obra 67
Obra 67

#littlesecretfilm y Calle 13 continúan su entrega cinematográfica mensual que está dando tantas alegrías como polémica: parece que, a pesar de pesimistas pronósticos, el formato funciona y, a pesar de la precariedad y la falta de recursos, estamos presenciando un nuevo renacimiento del cine de guerrilla español e incluso, me atrevo a decir, del cine español a secas a pesar de la estrechez de miras de la “industria” que nunca será capaz de reconocer el mérito y el interés de estos proyectos. Obra 67 viene a reafirmar aún más el evidente potencial de una cantera de directores que manejan el lenguaje cinematográfico extraordinariamente y como les da la gana y quizá por eso ya no esperan una oportunidad sino que la oportunidad se la buscan ellos solitos.

La primera parte es un retrato costumbrista y cómico de dos chavales un poco “canis” que (sobre)viven en Sevilla empleados como operarios en carretera y barrenderos cuyo uniforme fosforescente no dista mucho de sus uniformes de calle y de discoteca. Juan y Cristo van a recoger a la cárcel a Candela (el impecable actor Antonio Dechent), padre de Juan y mito del noble arte del hurto, que acaba de cumplir una larga condena por la serie de robos que perpetró a numerosos chalets durante la época de finales de los 80. Los dos chavales tratan de ayudar para que se adapte lo mejor posible a los tiempos modernos aunque a Candela parece que le cuesta deshacerse de su espíritu más kinki y menosprecia la manera de hacer de las nuevas generaciones. Alentados por el -mal- ejemplo de éste, El Chispa (Álvaro Pérez) y Cristo (Jacinto Bobo) terminan siguiendo los pasos de aquel y deciden entrar a robar un chalet y aquí es donde comienza la segunda parte de la película que se desencadena de manera sorprendentemente inesperada.

Mis expectativas con este filme no eran muy altas: pensaba que sería una versión ampliada y complementaria de la serie Malviviendo del mismo director –David Sainz– pero lo cierto es que, exceptuando ciertos momentos en los que el filme se hace eterno (la política de los recortes no habría venido mal en éste y otros tantos littlesecretfilms), Obra 67 resulta sorprendente, lúcida y creíble. Además hay que mencionar el tremendo mérito de unos actores protagonistas que, pese a su “jerga” -una verborrea un tanto cansina y repetitiva- y su inexperiencia, se muestran tremendamente realistas a pesar o gracias a no tener que seguir un guión.

Las referencias a Tarantino son evidentes aunque no parece que deliberadas y otras no tan directas nos retrotraen al universo sutilmente perverso y maligno de Peeping Tom o Tesis en las que la captación audiovisual de la violencia, el miedo o el dolor, directa o indirectamente, son motivo de reflexión y crean ese interesante efecto de introducir una película dentro de la propia estructura del filme. En ese sentido -y esto es digno de mención-, Obra 67 consigue transmitir maravillosamente ese sentimiento de pánico y desesperación a través de la mirada indirecta de los testigos de una manera quizá menos dramática y teatral que la de Ana Torrent en la ópera prima de Amenábar o la de Stéphane Audran en Le Boucher pero más cruda, fría y realista, haciendo gala de los gustos o tendencias actuales pero sin caer en la explícita auto-complacencia del cine slasher.

No puedo terminar sin ser un poco aguafiestas pero seguramente se agradecería el hecho de que las siguientes littlesecretfilms hagan gala de su nombre. Ya se sabe: “el mejor perfume siempre se vende en frasco pequeño”. Aún así, ole.

Obra 67

+ INFO

Nombre exposición: NULL

Director: David Sainz

Género: Drama

Reparto: Antonio Dechent, Alvaro Pérez, Jacinto Bobo, Daniel Mantero, Ken Appledorn y Ricardo Mena

NULL

NULL

Guión: David Sainz

Dirección: NULL

Cuándo: NULL

Precio: NULL