25 noviembre, 2010. Por

Uncle Boonmee…

Apichatpong Weerasethakul
Llega a las pantallas españolas la gran triunfadora en Cannes 2010
Uncle Boonmee…

El cine actual quiere mitos y leyendas. Pide, pide y pide. Está cansado de tener que seguir adorando a los clásicos y a gatas conformarse con, si eso, Haneke o Kore-eda e intentarlo con alguna figura suelta creyendo que por hacer una gran película se transformarían en eso que la crítica lleva esperando tiempo para darle un baño en salsa de tomate con especias. En el caso de Apichatpong Weerasethakul pasa, parcialmente, eso. Pero se ha colocado un escalón por encima de otros como Cristian Mungiu o Yorgos Lanthimos por varias razones: ya lleva tres películas con la baba de la prensa a su servicio, llevábamos tiempo que desde la Asia pobre (que es casi toda, pero en este caso hablamos de Tailandia, más concretamente) se alce un director con pedigrí de culto y, claro, Uncle Boonmee recuerda sus vidas pasadas ha sido la ganadora sin combate alguno del Festival de Cannes 2010, alzándose con la Palma de Oro a Mejor película, el Premio de la Crítica en Sitges y la elección tailandesa como representante de su país a los próximos Óscar. Con un currículum así tienes ganado la mitad. Pero el visionado viene después…

No es que Uncle Boonmee… decepcione, pero no es la monda lironda que se diga, tampoco. Se trata de un film con un corte muy espiritual con un protagonista, Boonmee, gravemente enfermo y que decide pasar sus últimos días rodeado de sus seres queridos en una de sus casas, en el campo. Allí los recuerdos se amontonan, y entre toda esa pila aparecen la imagen de su fallecida mujer, de su desaparecido hijo con una forma no humana más cercana al Primo Eso de la Familia Adams que a un ser humano y el abrazo y cariño de sus vidas pasadas, la forma deforma e indisoluble del espectro ante sus ojos transforman en film en una alegoría donde ni el tiempo ni la muerte tienen real importancia ni lugar en la fábula de delirio crónico en la que vive Boonmee esos últimos días. Apichatpong fabula una historia plagada de silencios, de preciosas imágenes dignas sólo de un prodigio de la técnica cinematográfica y dejando perlas líricas en los diálogos como el cielo está sobrevalorado, cuestionando no sólo las facciones religiosas del ser humano (sobre todo hacia el final), sino también sobre las creencias íntimas más sosegadas, haciéndole más hueco a la experiencia mental y espiritual que a la física. Así y todo, Uncle Boonmee… aburre por momentos, se pierde en otros y deja un sabor de boca algo indiferente. Quizás sean sus casi dos horas, la densidad de conceptos excesivamente ambiguos o la necesidad de respuestas inmediatas para conseguir entender toda aquella ambigüedad imperante, pero aún así el director tailandés consigue convencer y elevar su nombre a la categoría de posible nuevo mito del cine contemporáneo, quitándose la etiqueta de hype y generando expectación en géneros tan dispares como el cine espiritual, el fantástico y el drama independiente.

Uncle Boonmee…

+ INFO

Nombre exposici�n: NULL

Director: Apichatpong Weerasethakul

G�nero: Cine independiente dramático

Reparto: Thanapat Saisaymar, Jenjira Pongpas, Sakda Kaewbuadee, Natthakarn Aphaiwonk, Geerasak Kulhong, Kanokporn Thongaram, Samud Kugasang, Wallapa Mongkolprasert, Sumit Suebsee y Vien Pimdee

NULL

NULL

Guión: Apichatpong Weerasethakul
Fotografía: Yukontorn Mingmongkon, Charin Pengpanich y Sayombhu Mukdeeprom

Estreno: 26.11

Direcci�n: NULL

Cu�ndo: NULL

Precio: NULL

Venta de entradas: www.entradas.com