8 agosto, 2013. Por

Pacific Rim

Guillermo del Toro
Guillermo del Toro ofrece un blockbuster decepcionantemente pueril con Pacific Rim
Pacific Rim

Lo mejor, y al mismo tiempo, lo más engañoso de Pacific Rim está en su prólogo. Ahí, Guillermo del Toro nos pone en antecedentes de lo que vamos a ver al narrar la primera guerra entre unas criaturas que emergen de una fosa en medio del Océano Pacífico denominadas Kaiju (“bestias extrañas” en japonés, además de dar nombre al género de monstruos de serie b que se desarrolló en aquel país en los 50) y unos gigantescos robots de combate construidos por el hombre para eliminar a los Kaiju, los Jaeger (“cazadores” en alemán). A velocidad de vértigo, ese prólogo resume la primera contienda, vencida por los humanos, y las consecuencias de la misma: el enaltecimiento de los militares de élite que pilotaban los Jaeger ya no sólo como patriotas condecorados, sino como celebridades de shows televisivos, además de la venta gigantesca de merchandising asociado a la guerra. Hay más interés y mucho más cine en esos tres minutos que en las dos horas restantes (que vienen a ser la película en sí).

Porque, al final, y pese a que ésta era una opción tentadora, el director mexicano no quería hacer una película cínica y crítica al estilo de Starship Troopers (Paul Verhoeven), sino un filme orientado a niños, absolutamente ligero en su carga, y que rindiese homenaje a Godzilla y todas esas pelis de monstruos que a él le fascinaron en su infancia. El caso es que, de tanto pelar el argumento hasta lo más primario, nos encontramos con una película francamente pueril, altamente previsible y bastante aburrida. Resumido: estamos en 2020, los Kaijus se han reproducido y vuelven a la carga, pero en el mundo apenas quedan Jaeger. A un luchador fracasado que perdió a su hermano en un combate anterior, Raleigh Becket (Charlie Hunnam) se le ofrece la misión de pilotar uno de ellos como su única esperanza para (…bostezo…) salvar a la humanidad. Como compañera en la cabina del robot, hará lo posible para que le secunde Mako Mori (Rinko Kikuchi), una chica joven e inexperta pero con la que descubre que tiene una especial conexión.

Aquí radica un elemento que es el que podría haber dotado a la trama de un arco dramático que al final es desaprovechado: cada robot es pilotado por dos personas unidas por un puente neuronal, denominado Deriva, con el que ambos se leen las mentes. A partir de que un científico bastante nerd consigue crear una Deriva con los Kaiju, habrá un ligero quiebro en la trama pero que al final no es más que una mera excusa para introducir la batalla final, que viene a ser lo único que parece que realmente importe en la película. Si uno se deja llevar, asistirá a un festín de combates ciclópeos entre robots y monstruos en un Hong Kong futurista, mucho ruido, edificios que se derrumban, impactos, explosiones y todo aquello que un Del Toro que podría haber sido cualquier otro director (sólo se advierte su autoría en la presencia de Ron Pearlman, el único actor con cierto carisma de todo el reparto, y en el socorrido cameo de Santiago Segura) acaba explotando para justificar los 200 millones de dólares de presupuesto.

Pacific Rim

+ INFO

Nombre exposici�n: NULL

Director: Guillermo del Toro

G�nero: Ciencia ficción

Reparto: Charlie Hunnam, Rinko Kikuchi, Idris Elba, Charlie Day, Burn Gorman, Max Martini y Ron Perlman.

NULL

NULL

Guión: Travis Beacham y Guillermo del Toro
Fotografía: Guillermo Navarro
Música: Ramin Djawadi

Estreno: 09.08

Direcci�n: NULL

Cu�ndo: NULL

Precio: NULL

Venta de entradas: www.entradas.com