20 enero, 2017. Por

Callback

El sueño americano del sueño americano
Callback

Callback fue la ganadora de la Biznaga de Oro del pasado Festival de Málaga, del Premio del Jurado del Festival de Bruselas y del Premio al mejor guión del Festival de Cine Español de Toulouse, entre otros. Es la cuarta película de Carles Torras, cuyo guión ha sido co-escrito junto a su protagonista, el actor chileno Martín Bacigalupo, quien compone de manera notable un personaje potente, complejo, oscuro y enigmático. Uno de esos tipos que trabajan duro para conseguir ese casi utópico sueño que todos persiguen y que casi nadie consigue.

Su sueño es El Sueño Americano, y nunca mejor dicho, ya que el protagonista, Larry de Cecco, un joven ferviente cristiano evangélico, vive en un barrio olvidado de la ciudad de Nueva York. En el Nueva York de Callback no visitamos el Central Park de Annie Hall, la Quinta Avenida de Desayuno con diamantes o el Greenwich Village de Friends: el Nueva York de Callback es gris, sucio, frío, hostil, un Nueva York que no aparece en las guías turísticas, y justo ahí, es donde vive Larry, un actor de doblaje que se gana la vida como mozo de mudanzas y recorriendo La Gran Manzana de casting en casting mientras Il Mondo de Jimmy Fontana y el Primer Movimiento del Concierto para piano N°1 de Tchaikovsky lo acompañan en cada nueva ilusión y en cada nueva decepción.

Larry de Cecco me recuerda al Travis Bickle de Taxi Driver, ambos comparten universos físicos y mentales, soledades y obsesiones, y en ambas películas hay una chica, sexy y encantadora, que lo cambiará todo para siempre. Podría decirse que Callback es una crónica urbana, un thriller, una historia de amor, podrían decirse muchas cosas de esta película, una película en la que, pese a su visión implacable y nihilista, el humor negro siempre está ahí, enriqueciendo y elevando un film low cost que no precisa de más presupuesto para convertirse es uno de los más interesantes del año.

Callback