23 diciembre, 2013. Por

Walter Mitty

Ben Stiller
Ben Stiller dirige y protagoniza el remake de La vida secreta de Walter Mitty
Walter Mitty

Un empanado en busca de la vida que ha dejado que se vaya. Una reivindicación del no-dejes-para-mañana-lo-que-puedes-hacer-hoy. Un atávico viaje cósmico y, sobre todo, psicológico, por los recovecos de nuestra indecisión, nuestra impavidez, nuestra letanía, nuestra falta de reacción por cambiar el rumbo de nuestras cosas, y por sobre todo, un reivindicativo acto de fin de la alienación al que nos sometemos, previo paso por la rutina del trabajo fijo, la pareja, la vida en familia y la paga extra. Ese es el dibujo que Ben Stiller decide hacer en el remake de La vida secreta de Walter Mitty, una relectura contemporánea de la novela homónima de James Thurber que no sólo actualiza aquella cómica y romántica fantasía que protagonizasen Danny Kaye y Virginia Mayo en 1947 bajo las órdenes de Norman Z. McLeod, sino que plantea un cine de aventuras a lo bestia con un mensaje que se debate entre la moralina y la reflexión sesuda. A los funcionarios no os gustará.

En el papel de Walter Mitty, Ben Stiller sigue adaptando el versátil papel de loser al que nos tiene acostumbrados en sus registros cómicos, pero esta vez desde un perfil dramático, reflexivo y tanto psicológico como sociológico. Y es el que su regreso como director después de Tropic Thunder no es una nueva fantasmada desternillante, sino una emulación que amplía la gama visual de las aventuras imposibles e improbables Zoolander pero mirando más, si cabe, al cine de estéticas arquitecturas perfectas de Wes Anderson, alegatos de ciencia-ficción de aventuras como la reciente La vida de Pi, road movies de a pie como Forrest Gump y, sobre todo y como principales referencias, los viajes cósmicos mentales de películas como ¡Olvídate de mí! o Las vidas posibles de Mr. Nobody.

Y si la versión de McLeod se centraba en la opresión que generaba su familia en su vida y la aventura era más la de justiciero romántico, en esta nueva Stiller mantiene la idea, pero la actualiza: su vida gris reside en los pasillos de la revista LIFE en pleno viraje tecnológico y crisis editorial; su evasión onírica y la gestación de unos mundos paralelos y alternativos que se crea, casi como una maquinola-humana-bipolar, se centran en los arrebatos románticos que no se anima a hacer en persona a la mujer que ama (la fantástica Kristen Wiig); y la aventura que llevará a cabo tendrá como punto de partida la búsqueda de un negativo, que será, a priori, la portada del último número físico de LIFE.

Y en ese intento drama de aventuras, este Walter Mitty parece sumido en una carrera contrarreloj rollo 24 pero sumido en un cosmos de mundos paralelos (el que vive y el que se imagina, superponiéndose muchas veces) y haciendo un alegato especialmente perspicaz y reflexivo (y romántico, aunque esta historia es prescindible, aunque entrañable) sobre el “sólo se vive una vez” con una cantidad de avances técnicos impresionantes y música de José González, Of Monsters and Men, Arcade Fire o David Bowie (épico ese momento musical en donde Kristen Wiig interpreta en acústico el Space Oddity de Bowie con un Ben Stiller casi cósmico). Y aunque diga que “las cosas hermosas no buscan llamar la atención”, La vida secreta de Walter Mitty llama tato la atención como a la reflexión y nos entrega un dúctil alegato en pos de la vida que tenemos que vivir.

Walter Mitty

+ INFO

Nombre exposici�n: NULL

Director: Ben Stiller

G�nero: Aventuras

Reparto: Ben Stiller, Kristen Wiig, Adam Scott, Patton Oswalt, Shirley MacLaine, Kathryn Hahn, Sean Penn, Finise Avery, Joey Slotnick, Toshiko Onizawa y Adrian Martinez

NULL

NULL

Guión: Steve Conrad y James Thurber
Fotografía: Stuart Dryburgh
Música: Theodore Shapiro

Estreno: 25.12

Direcci�n: NULL

Cu�ndo: NULL

Precio: NULL

Venta de entradas: www.entradas.com