13 febrero, 2014. Por

Robocop

José Padilha
José Padilha decepciona con una versión del Robocop de Verhoeven que traiciona su esencia
Robocop

La sola idea de reexplotar industrialmente una película tan carismática e inteligentemente subversiva como el Robocop de Paul Verhoeven (1987) ya era, de por sí, para tomar con todo el escepticismo del mundo. Sí se podía advertir cierta curiosidad en que el encargado de dirigirla fuese el brasileño José Padilha, quien ganó en 2008 el Oso de Oro en la Berlinale por Tropa de élite, un film no exento de polémica al ser acusado de filofascista, cosa que él negó y que, en cierto modo, le coloca en la misma órbita de Verhoeven.

El comienzo, desde el mismo momento en que aparece el león de la MGM y, en lugar de un rugido, tenemos una especie de gárgara ridícula, es muy prometedor. Estamos en 2028 y Novak (Samuel L. Jackson), el presentador estrella de un noticiario televisivo de alta audiencia, postula la necesidad de que se elimine la “robofobia” en EE UU (¡genial!) y se levante la prohibición de que las labores policiales sean realizadas por robots y drones. Lo hará dando paso a imágenes en directo desde Irán, donde comprobaremos que eso sí está sucediendo en las misiones exteriores del ejército, aparentemente con éxito, ya que así no se sacrifican vidas humanas entre las tropas. Eso sí: no con mucha eficacia moral, al ver el funcionamiento ambiguo de la mirada escaneadora de las máquinas diseñadas para vigilar y matar. En esta distopía no tan distante de lo que probablemente se nos venga encima -sólo hay que ver por dónde van los tiros de lo que están investigando empresas como Google- recae el mayor interés de una película que, una vez empiezan los títulos de crédito, va desinflándose y decepcionando progresivamente.

Enseguida veremos que esto no es una secuela, una precuela ni una reimaginación, sino un remake en el más estricto sentido, que se ciñe al guión original de 1987 pero le quita su material más irónico e incómodo, traiciona su esencia y la transforma en una película industrial del montón, de trama formularia y bastante vulgar. El protagonista, Murphy, es encarnado por un Joel Kinnaman bastante mediocre; su espoca, Clara (Abbie Cornish) se limita a representar valores familiares tradicionales -en la original era una correosa compañera policía quien ofrecía el contrapunto femenino-, y secundarios lujosos como Gary Oldman o Michael Keaton están simplemente correctos.

Hay cierto parecido en este Murphy, ensalzado como poli bueno sometido al estrés de los acontecimientos y del que se hace mucho hincapié en su vida familiar, con el protagonista de Tropa de élite, pero puede ser el único rasgo de autoría (si es que lo es) que se puede percibir en un José Padilha que parece ceñirse funcionarialmente a los requerimientos de la franquicia. A su favor se puede decir que filma con pericia las escenas de acción y que la ambientación está bastante lograda, construyendo un Detroit del futuro próximo que parece creíble. En contra, una trama que, en lugar de adquirir interés a medida que transcurre, se va haciendo más aburrida, y, sobre todo, la sensación frustrante de estar ante una oportunidad perdida y que esto se convierta en otra película moralista. Subraya el mismo discurso sobre los límites de la ciencia de toda la vida y, en lugar de cuestionar el sistema, lo refuerza: los villanos sólo son elementos corruptos dentro del mismo, y el manipulador de masas encarnado por Jackson es una caricatura de trazo tan grueso que nadie se lo tomará en serio. Un remake completamente innecesario del que ya sólo esperamos que no acabe siendo contaminado por muchas más secuelas.

Robocop

+ INFO

Nombre exposición: NULL

Director: José Padilha

Género: Acción

Reparto: Joel Kinnaman, Gary Oldman, Michael Keaton, Samuel L. Jackson, Abbie Cornish, Jennifer Ehle, Jay Baruchel y Marianne-Jean Baptiste

NULL

NULL

Guión: Joshua Zetumer, basado en la historia original de Edward Neumeier y Michael Miner.
Fotografía: Lula Carvalho
Música: Pedro Bromfmam

Estreno: 14.02

Dirección: NULL

Cuándo: NULL

Precio: NULL

Venta de entradas: www.entradas.com