22 noviembre, 2018. Por

Teatro estrechado

Malas noticias para el teatro madrileño: cierran La Puerta Estrecha y el Teatro Galileo
Teatro estrechado

En los últimos días, el teatro madrileño ha recibido dos noticias que suenan a puñaladas a uno de los circuitos más ricos del país. Y es que dos salas establecidas en el circuito de artes escénicas no solo madrileño, sino español, echan el cierre. Una, de manera aparentemente definitiva; otra, temporalmente, pero sin fecha orientativa de reapertura.

Por un lado, el Teatro de la Puerta Estrecha, uno de los puntales de la escena escénica de Lavapiés, y que a lo largo de estos últimos diez años se ha convertido en uno de los espacios más importantes de la agenda teatral: allí hemos visto algunas de (las que hemos considerado cada año en nuestras listas) mejores obras de esta década, como Extracción de la piedra de la locura, Diotima, Camille, Madre Coraje y sus hijos, Cenizas a la cenizas o La danza de la muerte, entre otras.

Pero los propietarios del local que Eva Varela Lasheras y su equipo llevaban alquilando estos últimos diez años, cuatro años después de que pusieran en marcha La Puerta Estrecha como concepto, han decidido anunciar de manera repentina no prorrogar el contrato de alquiler. Tan repentina que la próxima obra que estrenen, El estado de sitio de Albert Camus, será una de las últimas producciones que podremos ver allí desde el 30 de noviembre al 16 de diciembre; y la reposición de la que Varela considera su “mejor creación de madurez”, la mentada Diotima. En sus propias palabras, así vive este momento:

“Como alma máter de este espacio de creación teatral con ya 14 años de camino, veo esta coyuntura como una oportunidad de cambio, me permite un tiempo de transición quizás necesario, y lo asumo como un paso positivo en la búsqueda de nuevo nido, casa, cueva… Con 25 años de camino en este hacer teatral en la independencia (o la marginalidad), hay muchas de las circunstancias y realidades de este ecosistema en el que trabajamos, creamos y vivimos que no me asustan: esta será ya la tercera casa de La Puerta Estrecha”

Y no es la única mala noticia. Hace unos días, desde la agencia que lleva la comunicación de 1984, la adaptación que Paradoja Teatro estaba realizando del texto de George Orwell en el Teatro Galileo, agotando prácticamente todas las localidades que tenían programadas, han puesto en circulación un comunicado que afirma que “el Ayuntamiento de Madrid ha decidido cerrar temporalmente el teatro, debido a un cambio de gestión y unas obras que deben realizarse”.

Desde Paradoja lamentan que, viendo el éxito que estaban cosechando no solo a nivel comercial y de venta de entradas, sino también dentro de “grupos de escolares y universitarios que no solo disfrutan de la representación, sino que captan las claves de la obra y su vigencia actual”, tengan que enfrentarse a partir del 25 de noviembre, día en que está programada la última función antes del cierre, tengan que mantener en stand by un montaje que estaba alcanzando una gran dimensión divulgativa. Completan diciendo:

“Creemos que no se está prestando atención a esta tarea de creación de públicos y tal vez se podría haber demorado el cierre temporal del Teatro Hemos tratado de ponernos en contacto con la alcaldesa –de momento sin respuesta- pero tenemos confianza en que el ayuntamiento se replantee esta situación, pues tal vez ha sido asumida sin tener conocimiento de todos los aspectos que supondría el cierre temporal inmediato del teatro Galileo”

Teatro estrechado