30 octubre, 2018. Por

Césped de Verdad

La ‘Chusma ocre’ del dúo valenciano estalla en abstracción punk
Césped de Verdad

En tiempos en donde la reivindicación de y por las cosas ‘de verdad’ parecen haber concentrado todos y cada uno de los frentes de las manifestaciones artísticas, algo ‘de verdad’ ha entrado a dinamitar todas y cada una de vuestras causas, incluida la suya. Eso es lo que propone el dúo valenciano Césped de Verdad, quienes, tres años después de un debut que supuraba bilis punk a bocajarro, entre el sarcasmo político y la humorada rock, ahora han decidido plantarse ante los géneros para cerrar los ojos sin mirar a ninguno a la cara.

Son dieciséis canciones que son diez (como aquellos “seis motoristas que eran motos”: mi vídeo favorito de YouTube), y que juegan con estructuras más cerca del rock progresivo, de la parálisis, de la abstracción contemplativa, del noise rock y, sí, manteniendo la acidez lírica de unas canciones que hablan sobre “peña mayor”, “cosificación” por elección, la tiranía de las redes sociales o platos imposibles, con ingredientes que van desde Chernóbil hasta focas con peluca.

Chusma ocre, que así se titulará el disco, verá la luz a través de Repetidor Disc el próximo viernes 2 de noviembre en formato vinilo y digital. Antes de que eso suceda, sucede algo que sí es ‘de verdad’: el estreno en exclusiva de este nuevo ejercicio de los valencianos a través de Notodo.

Césped de Verdad