18 mayo, 2017. Por

Latinos en el Billboard

Las canciones y artistas latinos que conquistaron el mercado americano antes de ‘Despacito’
Latinos en el Billboard

Han hablado de ello hasta en Sálvame, y no es para menos: parecía tonta, pero al final Despacito le está comiendo la tostada a todos los éxitos de este año. Ha conseguido el ansiado número 1 en el Top Hot 100 del chart de Singles de Billboard americano, pero no el latino: el global, adelantándose a nombres como los de Bruno Mars, DJ Khaled, Ed Sheeran o Kendrick Lamar, que miran esa coalición entre Luis Fonsi, Daddy Yankee y Justin Bieber desde abajo.

El precedente más popular y global anterior es la Macarena de Los Del Río, pero no el único. Sabemos que en esta lista echarás de menos a muchos grandes artistas latinos que creías que habían conseguido méritos en Estados Unidos más grandes (Gloria Estefan, Jennifer López o Marc Anthony, entre otros, solo han conseguido éxitos cantando en inglés), hemos rastreado como hormigas y topos (todo a la vez) en los recovecos de las listas de éxitos de los Estados Unidos para intentar dar con los precedentes hispanohablantes que consiguieron acercarse a ese precedente histórico que es conseguir que todos los Estados Unidos coreen canciones cantadas en español.

1940: Bésame mucho, de Consuelo Velázquez

Estamos hablando de primera mitad de siglo. No hay tantos registros de aquellas canciones, y la manera de valorar su penetración en el mercado americano es bastante cuestionable. Pero Bésame mucho tiene algo que ninguna otra canción en español ha conseguido alcanzar en los últimos cien años: es la más versionada de la historia en el idioma de Cervantes.

1958: La Bamba, de Ritchie Valens

Era una canción popular que llevaba años sonando en la frontera entre Estados Unidos y México, y al final acabó convirtiéndose en un icono y un himno para esa convivencia tan cuestionada ahora: se coló en el top 40 de la lista de canciones más escuchadas cuando la versionó Ritchie Valens allá por 1958; pero alcanzó el cotizado número 1 cuando Los Lobos la versionaron.

1971: Oye cómo va, de Carlos Santana

Fue el gran disco de 1999, para despedir el siglo. Y vas que ni pintado. De alguna manera, aquel Supernatural, tan mixto musical como culturalmente, a medio camino todo el rato entre lo latino y lo estadounidense, consiguió que Smooth y María María fuesen número 1 en el Hot 1000, aunque una esté cantada en inglés y la otra en un evidente y marcado spanglish. Si tal, su puesto número 13 en 1971 por la icónica Oye Cómo Va tiene más “mérito latino”, ya que está mucho más cantada en nuestro idioma que sus otros dos éxitos más recientes.

1987: Lo mejor de tu vida, de Julio Iglesias

No es ni de lejos la canción más celebrada por los españoles, pero sin embargo, cosas del destino, es su gran número 1 en el mercado norteamericano, además de todos los reconocimientos del mundo, premios y listas latinas que ha recogido en las últimas décadas. El suceso se dio hace treinta años, cuando con Un hombre solo alcanzó el número 1 en la categoría Greatest of All Time Hot Latin Songs. Otros logros de Julio Iglesias fueron su puesto 80 en el chart global por haber cantado My Love con Stevie Wonder o haber conseguido ubicar su 1100 Bel Air Place como el quinto disco más vendido en 1984.

1993: Como la flor, de Selena Quintanilla

Finalmente no consiguió colarse en el Top Hot 100 del chart esta canción, pero posiblemente sea la más exitosa de esta joven cantante texano-mexicana asesinada un par de años después. Su estilo tex-mex y su conexión con el público americano gracias a baladas como Dreaming of You (esta sí cantada en inglés y que se colocó en el puesto número 22 del chart global) generaron una empatía que, además, la convirtió en un mito de culto tras su asesinato: cerca de 20 canciones suyas gobernaron la lista de canciones latinas y hasta consiguió que el álbum Dreaming of You fuese número 1 en ventas en 1995.

1996: Macarena, de Los Del Río

¿Qué podemos decir de esta que no sepamos? La canción salió en 1993 y lo petó a base de bien en nuestro país y parte del mercado latino durante esos dos años; pero la remezcla que realizaron los Bayside Boys sembró un precedente inédito hasta la fecha: que consiga ser número 1 del chart americano y la considerada canción más global de toda la década de los ’90. En Estados Unidos vendió cerca de 15 millones de copias este single.

1999: Bailamos, de Enrique Iglesias

Fue la primera del hijísimo del truhán y señor más conocido de nuestro país en conseguir el puesto número 1, aunque se trate de una canción más cantada en inglés que en español. Quizás Bailando, cantada netamente en español, sea más justa y merecedora de ser “la canción latina más sonada de Enrique Iglesias”: fue número 12 y consiguió un millón de copias en Estados Unidos. Otras que se colaron en el chart americano suyas en castellano fueron Loco, Súbeme la radio, Duele el corazón, Cuando me enamoro o Lloro por ti.

1999: Livin’ la vida loca, de Ricky Martin

Es el primer éxito en el Top 1 del Billboard Hot 100, y aunque también sea una canción mixta, cantada entre español e inglés, tampoco sería la única vez que Ricky Martin sonaría a pleno rendimiento tanto para latinos como para anglosajones: otros singles como Lo mejor de mi vida eres tú (cantado junto con Natalia Jiménez de La Quinta Estación), Tal vez y María también se colaron en el top 100 americano.

2000: A puro dolor, de Son by Four

Veinte semanas en el top 1 canciones latinas en los Estados Unidos. No es un deporte precisamente fácil, sobre todo tratándose de una balada ultramelódica que dio la vuelta al mundo. También se quedó a las puertas de cruzar la barrera entre lo latino y lo anglo, pero como mínimo consiguió aparcar en primera fila durante casi medio año ni bien arrancado el siglo.

2001: La Tortura, de Shakira

Cuatro de sus discos estuvieron en el top 5 de los más vendidos; y en su día coló en el número 1 del Hot 100 su single Hips Don’t Lie, pero de las cantadas en castellano su mejor presencia fue el puesto 23 para La Tortura, que aún así no estuvo tan bien ubicada como otros singles que consiguió colar en la lista, como Whenever, Wherever, She Wolf, Underneath Your Clothes o Can’t Remember to Forget You.

2004: Gasolina, de Daddy Yankee

Daddy Yankee le subió el mambo para que las gatas prendan los motores, y casi lo consigue: estuvo casi 40 semanas pululando en las listas Hot Rap Songs, Latin Songs y Hot R&B / Hip-Hop Songs del Billboard, pero no consiguió llegar a colarse en el chart global. Aún así, en su momento fue una canción récord que amenazó con ser la primera gran revolución del reggaetón en Estados Unidos.

2006: A la primera persona, de Alejandro Sanz

A pesar de que Corazón partío sentó un precedente prometedor, con 70 semanas en listas: 32 de ellas en el top 3 de canciones latinas; fue en los últimos años cuando consiguió mejores resultados: A la primera persona es la única que se coló en el Top Hot 100 del chart americano y su álbum La música no se toca estuvo entre los 26 más vendidos en 2012. Que no es moco de pavo, oye.

2006: Angelito, de Don Omar

Por mucho que pensemos que podía ser Danza Kuduro la que más cerca estuvo de hacer historia, en realidad no fue así: solo Angelito y Taboo se colaron en el Hot 100 global; mientras que su álbum King of Kings fue el séptimo más vendido en todo los states aquel año.

2007: Me enamora, de Juanes

Quién le iba a decir que, aunque tuvo otras canciones que en el mercado hispanohablante sonaron con más fuerza, sería Me enamora la que permanecería veinte semanas en el chart Hot Latin Tracks, pero también fue su mejor presencia en el Hot 100 global, pero no la única: La camisa negra y Lo que me gusta a mí se colaron entre las 100 más escuchadas en todo los Estados Unidos, también.

2008: Te quiero, de Flex

No es moco de pavo permanecer veinte semanas en el número 1 del chart de canciones latinas. Lo normal es llegar, besar el santo, permanecer acaso una semana más e irte con los bolsillos llenos. Sobre todo tratándose una canción relativamente reciente (no tiene ni diez años) y siendo tan desconocida para los españoles.

2014: Odio, de Romeo Santos

Al final Juan Luis Guerra no consiguió meterse en el chart americano nunca, pero su heredero y ex líder de Aventura sí: la canción en la que participa Drake consiguió el puesto 45 en el Hot 100, pero no fue la única que se coló en la codiciada lista: la reciente Héroe favorito o Propuesta indecente también lo consiguieron; además de conseguir que Fórmula: Vol. 2 sea quinto en ventas y Fórmula: Vol. 1 alcance el noveno puesto entre los discos más vendidos, también.

2015: El Perdón, de Nicky Jam

A pesar de ser una de las canciones récord en charts latinos, también tuvo presencia en el Hot 100, colándose en la posición 56 de la lista global. Otras del puertorriqueño que se han ubicado en dicha lista son Hasta el amanecer y El Amante; mientras que él mismo alcanzó este año el puesto 28 en la lista de discos más vendidos con su flamante Fénix o el puesto 38 entre las personalidades musicales del año.

2015: Ginza, de J Balvin

Diez discos de platino consiguió en los Estados Unidos y más de veinte semanas en el número 1 latino consiguió el reggaetonero colombiano que más matices ha aportado a un género muchas veces entendido como plano, con poco margen de movimiento. No es la única canción que consiguió ser número 1 del chart latino, pero sí la que más cerca estuvo de cruzar la barrera de lo latino para casi conquistar las listas americanas globales.

Latinos en el Billboard