26 junio, 2018. Por

Bilbao BBK Live

Por qué este año nos iríamos al festival vizcaíno
Bilbao BBK Live

Cuando tienes la Península plagada de citas festivaleras gigantescas en el mismo fin de semana, ¿cómo elegir? Después de mucho sopesarlo, por aquí tenemos la sensación de que el Bilbao BBK Live es la opción más sólida para, para el fin de semana del 12 al 14 de julio. Y sí, sabemos que es una elección arriesgada y distinta de la que elegirían y han elegido muchos festivaleros. Pero tenemos buenos motivos para pensar que el festival vizcaíno es el que mejor combina un cartel lleno de nombres destacables con un buen puñado de descubrimientos y bandas atractivas que abundan pero no sobrecargan la programación. He aquí nuestras razones para irnos a Bilbao.

Lo nuevo y lo viejo

Uno de los aspectos más atractivos de la presente edición del Bilbao BBK Live es la habilidad con la que combina nombres de la más explosiva actualidad con músicos de respetable trayectoria profesional. Por ejemplo, la presencia de quién está siendo, sin duda, uno de los nombres musicales del año, Childish Gambino, va a hacer enloquecer con su This Is America a más de uno durante la jornada inaugural del BBK Live. Tampoco estarán exentos de expectación los conciertos de Cigarettes After Sex, uno de los nombres que más han dado que hablar en el indie en el último año y medio; o los británicos Jungle, cuyo Happy Man lleva un par de meses sonando en casi todas partes. Por no mencionar que el londinense Benjamin Clementine se está convirtiendo en una de las voces más destacadas del pop experimental y del avant-garde.

Por otro lado, un veterano como David Byrne dará, a buen seguro, solera a la noche del viernes. El ex-Talking Heads vendrá a presentar, además, uno de los discos más interesantes que se han publicado en 2018: American Utopia. Los amantes del shoegaze de vieja escuela van a tener en My Bloody Valentine uno de los platos fuertes del cartel. Y ojo, que los irlandeses están dejando caer algún que otro tema nuevo en sus últimos conciertos.

Y para los nostálgicos del britpop, un pedacito de Oasis, que nunca falla. En esta ocasión toca Noel Gallagher y sus High Flying Birds. ¿Volverá a animarse a compartir escenario con los Gorillaz de su antaño enemigo, Damon Albarn? O, mejor todavía, los ingleses James, que son una eterna apisonadora en directo y a los que les bastará desempolvar un par de grandes éxitos para desatar un karaoke entre los más viejos del lugar.

No es paritario… pero al menos tiene mujeres entre los cabezas de cartel

Seamos sinceros: los grandes festivales de nuestro país se resisten a armar carteles en los que, por lo menos, la mitad de las bandas incluyan una mujer entre sus filas. Pero no se le puede negar a la presente edición del BBK Live un claro intento de que la lista de artistas que intervendrán en el festival no lo sea también de barbas y nombres masculinos. Algo más del 35% de los grupos del cartel cuentan con mujeres. Y, lo que es más importante: dos de los cabezas de cartel, Florence + The Machine y The XX, también. La primera vendrá a estrenar un High As Hope del que hay más ganas con cada nuevo adelanto y a los segundos aún les dura la resaca de su I See You, que fue uno de los discos del año pasado.

La representación femenina no se queda ahí. Una de las estrellas nacionales con mayor proyección internacional del dancehall y el perreo, Bad Gyal, pondrá a los más jovenzuelos a bailar sin freno el jueves. Los más talluditos podrán homenajear a Parálisis Permanente a través de Ana Curra y su show en torno a El Acto (1982) en la noche del sábado. Y los amantes del indie podrán elegir entre el art-pop enérgico y divertido de Let’s Eat Grandma, o grupos de garaje-rock y underground femenino nacional como Melenas o Las Odio.

Desde Londres destacan Anteros, que pondrán una nota de indie-pop pegadizo y femenino; y Yonaka, una enérgica formación a medio camino entre el hip hop y el pop que es de las más prometedoras del Reino Unido. Y en casa jugarán los bilbaínos Morgan, responsables de Air, uno de los discos nacionales más destacados de este año.

Otra forma de programar la electrónica

Otro de los aspectos que más llaman la atención del BBK Live, y ya van algunas ediciones, es su peculiar manera de programar y presentar su cartel de electrónica. Este año dicha programación se articulará en dos escenarios. El primero, Basoa, se aprovecha de uno de los bosquecillos que rodean el recinto del Kobetamendi para generar un nuevo entorno para la percepción de la electrónica. Este entorno favorece la evasión y el descubrimiento de nuevos sonidos, y acogerá a nombres de tanta solera como uno de nuestros niños prodigio del house, John Talabot; el longevo dúo alemán de techno Modeselektor o a Young Marco, con su dance festivo.

El Bilbao BBK Live incorporará un nuevo escenario dedicado a la música electrónica por debajo de los 100 beats por minuto. Se llamará Lasai, que significa tranquilo en euskera, y acogerá exclusivamente sonidos de pulsión sosegada. En este escenario pinchará Romy de The XX; Slow Porn, con sus sonidos oscuros y sensuales; o Joe Goddard, con sus ritmos elegantes y ensoñadores. Y todo esto sin olvidar que unos gigantes del techno como The Chemical Brothers serán uno de los platos fuertes el viernes; o que los clásicos de la electrónica neoyorkina Fischerspooner nos pondrán del revés el sábado.

¿Te gustan The XX?

Porque si la respuesta es sí, la verdad es que esta edición del Bilbao BBK Live parece una especie de parque temático para los admiradores del trío de Londres. Como ya hemos dicho, la guitarrista de la banda, Romy Madley, estará pinchando en el escenario Lasai el jueves. Y la semana previa al festival, entre los días 6 y 11 de julio, The XX organizarán el evento Night + Day Bilbao. Se tratará de un ciclo que programará cine, radio y música en Bilborock y el exterior del Museo Guggenheim Bilbao. La víspera del comienzo del Bilbao BBK Live el propio Jamie xx encabezará un selecto cartel de músicos y DJs congregados por él mismo para la ocasión. Y, por supuesto, la actuación del viernes que será la única de The XX en la Península este año.

Si estas razones no te parecen suficientes, siempre puedes pensar en cualquier barra del Casco Viejo llena de pintxos, a cada cual más sorprendente. O la posibilidad de que al haber otros tres festivales de dimensiones iguales o mayores desarrollándose durante los mismos días, es posible que este año el Kobetamendi sea más transitable que en ocasiones anteriores. Si el servicio de autobuses que conecta el centro de Bilbao con el recinto festivalero y el tiempo acompaña, el plan ya será perfecto. Todavía quedan abonos en la web del festival.

Bilbao BBK Live