22 agosto, 2017. Por

BEF

Benicàssim, de indie a rastafari, de rastafari a bakala
BEF

Ha pasado por allí el FIB durante cuatro intensos días en donde se citaron más de 170.000 personas en la edición más multitudinaria de uno de los grandes festivales de música alternativa del país. Pasará durante una semana el Rototom Sunsplash, el mayor festival de reggae de todo el continente europeo. Pero queda algo en Benicàssim.

Se trata del BEF, el festival de electrónica (o el Benicàssim Electronic Festival) que, de alguna manera, sirve como fin de fiesta para que el recinto de festivales de la localidad castellonense cierre temporada por todo lo alto, con decenas de nombres básicos de la música de club más global.

Así será durante dos días, el viernes 25 y el sábado 26 de agosto: cerca de veinte nombres del panorama estatal e internacional que explorarán diferentes sonoridades de la música de club. Un cartel liderado por una de las indiscutibles reinas de la IDM y el techno europeo (Ellen Allien) y uno de los reyes del clubbing underground (Technasia), pero sobre todo habrá espacio para algunos de esos nombres estatales, residentes habituales de los mejores clubs españoles: desde Edu Imbernon, Marc Piñol, Boccachico o DJ Coco y proyectos de tecnopop como Hidrogenesse, El Gran Puzzle Cozmico o el pop cósmico de deBigote o Dandy Wolf, entre otros que reconvertirán a Benicàssim, después de ser indie y rastafari, en bakala.

BEF