20 abril, 2018. Por

Rey Balvin

Los tentáculos de J Balvin reforman el sonido de un ex One Direction y un compositor de Justin Bieber
Rey Balvin

Por un lado, junto a un ex One Direction. Por el otro, poniendo a cantar en español a uno de los compositores de algunas de las mejores y más universales canciones de Justin Bieber. Y es que J Balvin sigue escribiendo las páginas más modernas del reggaetón contemporáneo, creando alianzas impensables, llevando el género a una dimensión con un poso y una profundidad mucho mayor que la de los hits de un verano.

Ya lo demostró en un Energía en donde la nómina de colaboradores abría el radio de acción hacia Juanes o Pharrell Williams, y luego firmando colaboraciones con nuevos capos de la música urbana como Nicky Jam, Cardi B o Anitta, entre otros.

Ahora, hace lo propio con Liam Payne, británico de 24 años con convertirse en una especie de Justin Timberlake moderno, y que desde que anunciaran hace dos años el hiato indefinido de One Direction, ahora comienza a dar sus primeros pasos fuera tanto del pop adolescente como de la EDM (en sus colaboraciones con Zedd o Quavo se dejó querer por el género), firmando junto a J Balvin un Familiar destinada a copar todas las listas de este verano.

Por el otro, el colombiano también se acerca a la nómina ilustre de colaboradores que, parece, tendrá el nuevo álbum del norteamericano Poo Bear, hasta ahora en un segundo plano, pero dueño y señor de composiciones que popularizó Justin Bieber, como Where Are Ü Now, What Do You Mean?, PYD, Hold Tight o All That Matters, o de Usher como Caught Up.

Ahora, el compositor norteamericano, tras poner en circulación el pasado año singles junto a Juanes, Skrillex o Anitta, este año ultima detalles del que será su segundo álbum, que llevará por título Bearthday Music, del que ya estrenó un primer single (el medio tiempo urbano Hard 2 Face Reality) junto a Justin Bieber y Jay Electronica; pero que no superan esta Perdido en la que J Balvin consigue incluso que Poo Bear se atreva a cantar en español, como ya lo consiguió con Pharrell Williams en aquella Safari, en un reggaetón moderno.

Rey Balvin