26 abril, 2011. Por

Julião Sarmento

La Casa Encendida. Madrid
La Casa Encendida acoge Distancias cortas, del artista portugués Julião Sarmento
Julião Sarmento

Las múltiples micro-conexiones que se dan entre un intervalo y el otro sirven como elemento mediador polifuncional de posibles relaciones y reacciones tan cercanas como dispersas. La distancia es mediar entre cosas o sucesos. Es hacer partícipe a toda esa conexión o desconexión de la parálisis de uno mismo. Y justamente en ese punto medio casi matemático es donde Julião Sarmento coloca desde una perspectiva multimedia y multidisciplinar los zócalos que unen un punto y otro en Distancias cortas, la exposición con la que La Casa Encendida se ha volcado en cuerpo y alma cediendo prácticamente todos sus espacios a la causa artística del intrépido artista portugués. Una hipótesis post-analítica del morbo del tocarse, del sollozo de la distancia, del sexo manipulado, de las vivencias abstractas, de la ceguera del dolerse y, sobre todo, de la puesta a punto de todas y cada una de nuestras respuestas sensoriales a los estímulos inmediatos de nuestra conexión con otros puntos. Cerca de la evolución.

Sarmento formula hipótesis y las plasma en atmósferas. Eso es lo que se ve en Distancias cortas: microclimas conectados por una concepción relacional de la causa y el efecto de esa distancia. Destacan más que nada los espacios en los que el portugués logra empatizar con el espectador, haciéndolo partícipe de una realidad ordinaria en una atmósfera extraordinaria. Hablo, claro, de Cometa, el teatro performativo, caluroso, sensual y coreográfico que tiene lugar en la terraza: una suerte de microteatro por dinero mudo pero en modo multigesto, culto a la abstracción, el sexo, el tacto, la conquista, la sensorialidad de la música, la atracción animal. Un circo sexy del gesto y el tacto o un striptease cardiovascular, como le hubiera gustado denominarlo a Ajo. También hay un fuerte torrente de conexión con el espectador tanto en la simpleza y la soledad que crea, por un lado, la violencia descabezada, oscura y súper básica de Absence y la ocupación total de nuestros límites físicos y nuestro espacio vital en la video-instalación monologada Close, un ejercicio a medias entre Sarmento y Atom Egoyan en la que un primer plano de un pie al que se le cortan las uñas sirve como escapulario de una serie de confesiones hipotéticas que son, más bien, respuestas a conceptos como la suerte, el destino y la lógica. Una parodia de la versión táctil e híbrida de hasta dónde nos acercamos para ver. El resto de los espacios, por lo general, se acercan al ojo avizor del respetable por su contenido psico-sexual. Una experiencia bastante freudiana donde los collages, las pinturas, los colores y la composición de retratos que conectan fotografía y lienzo, periódico y frases utópicas, testimonios y felaciones, sado-masoquismo y sombras del coito: puntos que se entreabren y cierran con un único fin: generar un acercamiento, acortar distancias, ampliar la evolución de lo físico hacia lo críptico. Cabalgar al revés.

Julião Sarmento

+ INFO

Nombre exposici�n: Distancias cortas

Autor: Julião Sarmento

Disciplina: Varias disciplinas

D�nde: La Casa Encendida

Direcci�n: Ronda de Valencia, 2. Madrid

Hasta: 05.06

Horario: Lunes a viernes de 13 a 21h. Sábados y domingos de 11 a 21h.

Precio: Entrada gratuita