15 octubre, 2010. Por

Periferias 2010

Varias sedes. Huesca
El festival Periferias une las propuestas musicales más arriesgadas con performances, cine y expos
Periferias 2010

Nosotros aún no sabemos cómo es (o sí, estando de cumpleaños) pero, según cuentan en el Periferias, una vez pasados el cumplimiento de los diez primeros años de existencia coges el año número once de otra manera. Te enfrentas al proyecto con otra perspectiva, soltura y, sobre todo, madurez. Porque justamente madurez es lo que ha demostrado el festival oscense. Y dentro del nivel de excelencia al que han llegado, en la edición de este año el Periferias hace borrón y cuenta nueva y apuesta por una temática que es renovación en carne viva: NUEVO.

La doble lectura que da lo novedoso, lo rompedor y lo inédito en un festival que ha empezado a contar sus años por décadas hace que la programación apueste por artistas que acaban de salir del cascarón y otros que viven por la reinvención, por el constante cambio de método y por la autodeterminación de nuevas formas a la hora de crear arte, rompiendo filas con lo trillado y manoseado y apostando por la generación de conceptos y métodos aislados en todas y cada una de las disciplinas que convergerán en Huesca entre el 22 y el 31 de octubre. De la misma manera que ocurre en PHotoEspaña, pero en versión más resumida y abriendo el abanico hacia todas las disciplinas y géneros artísticos, claramente es en la programación musical donde reside el potencial más gordo y vistoso de sus ediciones. Este año, como siempre, muchos nombres propios conocidos por todos y, sobre todo debido al carácter temático ‘novedoso’, muchos bebés de pecho que se servirán de una plataforma como el Periferias para presentarse en sociedad. Nombres que van desde la creación de sonido digital del gran Alva Noto hasta la experiencia y el carácter mestizo del reggae de Lee ‘Scratch’ Perry, que se unirá a Adrian Sherwood y Moody Boyz para presentarnos un espectáculo que mezclará la raíz clásica del género jamaicano por antonomasia con dubstep, generando un choque de caracteres exquisito. También habrá sitio para un homenaje nacional a Neu!, uno de los grupos más importantes del krautrock en la historia, aprovechándose no sólo del nombre del grupo (Neu=nuevo), sino también sirviéndose de dos bandas madrileñas tan dementes como rompedoras como Rosvita y Dead Capo: la mezcla perfecta de cómo un grupo de rock puede jugar a hacer free jazz. El londinense con base en New York Fredo Viola, auténtico genio a la hora de crear armonías vocales y hits ultraplanetarios a cappella (algo así como un Hyperpotamus a lo bestia), los cruces entre Guillamino y Diploide (en un versus crepuscular de melodías aeróbicas y fiesta electrofunk sin igual) o Espaldamaceta y Caballo (un cruce entre la nueva trova más purista en el arte de hacer canciones y el noise desgarbado y krautrockero) serán verdaderos alegatos de mezcla de razas. A eso le podemos sumar nombres locales de la región (R de Rumba, dj de los maños Violadores del Verso, o Hungry Bogart, dúo también zaragozano cada vez más en alza), espectáculos amplios de miras como la colaboración de dibujo, música y performance que harán Beats & Faces junto a Lo Fi Fnk y nuevas figuras del beat mundial como el británico Actress, que editó uno de los grandes discos de electrónica de este curso (Splazsh), son una pequeña muestra de lo que allí se verá.

En otras disciplinas destaca la presencia del último título del impronunciable Apichatpong Weerasethakul en primicia antes de su estreno en España: El tío Boonmee que recuerda sus vidas pasadas, una de las triunfadoras en Cannes este año. En exposiciones, además de la conjunción entre música y arte visual del mencionado Fredo Viola (que expondrá sus Polifonías visuales en uno de los espacios) destaca el producto interior aragonés: una muestra de los 15 años de Grabaciones en el Mar (sello zaragozano donde los haya), la nueva muestra del dúo también zaragozano OPN Studio (Susana Ballesteros y Jano Montañés) titulada Cuando la sangre no es sinónimo de vida (puro diseño industrial) o la poesía natural y visual del oscense Lorenzo Sanjuán. Performances públicas como la del maño Bruna (a no confundir con el músico del sello spa.RK), el cuestionamiento hacia el cuerpo y su movilidad de la canadiense Julie Bacon o la utilización del componente lúdico como arte del polaco Bartosz Lukasiewicz son otras de las obras que se podrán ver, sumado a numerosos espectáculos de artes escénicas (de Francia a Andalucía y de allí a Zaragoza; del humor al espectáculo infantil y de ahí al circo), conferencias y desfiles que completan un cartel que, hoy más que nunca, apuesta por renovarse o morir.

Periferias 2010

+ INFO

Nombre exposición: Periferias 2010

Cuándo: Del 22 al 31.10

Precio: Entradas sueltas: desde 0 a 18 € / Abono general: 60 € / Abono días 29, 30 y 31.10: 35 € / Abono día 30.10: 22 €

Venta de entradas: Centro Cultural del Matadero (Huesca), caitickets.cai.es y www.ticketmaster.es