20 junio, 2011. Por

Veranos de la Villa

Varias sedes. Madrid
Los Veranos de la Villa convierten la época estival en una fiesta capitalina
Veranos de la Villa

El verano ya llegó, empieza a brillar el sol
Sacaré de algún cajón mis vestiditos y mis gafas de sol
Me broncearé en el mar y también podré nadar
con los peces y los chicos que exhiben su torso y me hacen sudar

Lo que me gusta del verano es poder tomar helado, de Papá Topo

Se acabó sufrir porque no tienes vacaciones o porque, si las tienes, son demasiado cortas y no logras desconectar. O, bueno, puedes seguir llorando y pataleando lo que quieras, pero al menos los Veranos de la Villa pueden ejercer de efecto placebo durante los más de dos meses que pone en acción el ciclo sonoro más multigénero de todos los que aparecen en el año en la capital. Desde hace ya varios años, el Ayuntamiento de Madrid se pone manos a la obra y, al menos durante (casi) dos meses y medio, programa una troupe de artistas míticos (y en algunos casos mitológicos), clásicos y difíciles de ver en nuestros escenarios. Un ciclo festivalero que, este año, apuesta, si cabe, un poco más por la variedad, incorporando nuevos escenarios y abriendo la paleta de estilos musicales algo más que en ediciones anteriores, a lo que hay que sumar los (contados pero bien seleccionados) espectáculos teatrales que se reponen puntualmente.

Probablemente lo más interesante de la programación de este año sea, como casi todos los años, la recuperación de los héroes de la canción popular global rejuveneciendo un repertorio intachable y totalmente necesario para entender la evolución de la música popular contemporánea. Y si hay un grupo que guarda completa relación con lo recién dicho son los Beach Boys. Aunque se los tomen a guasa, Brian Wilson y compañía continúan paseando (con lo que les queda) uno de los repertorios más perfectos de la historia del pop mundial. ¿Qué no hay verano ni playa? Pues toma tazón de Beach Boys para el body. A su lado, podríamos ubicar a Chicago: m ás de cuarenta años de carrera, de rock incombustible, de recuperación, claro está, de sus clásicos de los ’70 y ’80, pero también de ponerse manos a la obra con el repertorio más cercano. Mavis Staples, una de las voces negras más dramáticas y potentes y comparable a la de Aretha Franklin o Ella Fitzgerald, centrada en el soul y el gospel, ha visto renacer su carrera en los últimos años gracias a las producciones que Ry Cooder, primero, y Jeff Tweedy, después, han hecho con nuevo material. Su visita a nuestro país es recordar el alma viva de la música negra y entender la evolución de una artista interminable.

También es notable, casi todos los años, la cantidad de artistas latinoamericanos que forman parte de la programación. Este año, más que nunca, centrado en los ritmos latinos más bailables, los Veranos de la Villa forman una grilla bien fiestera. Culpa de ello tendrá Carlinhos Brown, héroe brasileño y portavoz de la samba en el mundo. Desde Cuba, dos propuestas: la canción de autor de Pablo Milanés y el proyecto de conexión entre la música africana y los ritmos cubanos de Afrocubism, donde Elíades Ochoa y Toumani Diabaté, entre otros, debaten sonoramente sobre el escenario. Rubén Blades y el son panameño y la heredera del pulso interpretativo de Chavela Vargas en la voz de Lila Downs son otras de las dos ofertas más vistosas. De la misma manera que se revuelve en Latinoamérica se hace en nuestra tradición flamenca. Y no sólo con el concierto que Miguel Poveda dará durante julio en el escenario de Puerta del Ángel, sino durante todo agosto en los Jardines de Sabatini con nombres de la talla de Diana Navarro, Carmen Linares, Dorantes, El Cabrero o Mayte Martín, entre otros.

Curiosa es, al menos si comparamos con otros años, la inclusión de grupos de pop independiente al cartel. Y no sólo porque Los Planetas y Love of Lesbian se mezclen entre los nombres más importantes y masivos del cartel, sino porque durante el primer mes se programará en el resucitado escenario de Conde Duque conciertos de grupos de nuestro indie como Single, The Marzipan Man, Cuchillo o una tríada muy del clan Piratas: Iván Ferreiro, Fon Román y un concierto juntos de padre a hijo (y viceversa), Suso y Emilio Saiz (a.k.a. Nothing Places el segundo). Además, muchísimas actividades y espectáculos para niños en el Matadero y reposición de obras de teatro como Woyzeck o espectáculos de danza dirigidos por Julio Bocca. Arte, terracita y sonido clásico a punta pala.

Veranos de la Villa

+ INFO

Nombre exposici�n: Veranos de la Villa

Cu�ndo: Del 23.06 al 28.08

Venta de entradas: www.entradas.com