4 octubre, 2018. Por

Anatomía de la canción

La historia detrás de 45 de las canciones más importantes del rock
Anatomía de la canción

Jimmy Page, Janis Joplin, Otis Redding, Elvis, Michael Stipe, Mick Jagger, Debbie Harry… Sus vidas y su obra están grabadas a fuego en la educación sentimental de generaciones. ¿Qué libro podría salir de las historias que les inspiraron, no solo a ellos, sino a muchos otros de su estirpe, para componer y cantar algunas de las canciones más icónicas de la historia de la música? Sin duda, uno tan asombroso como este Anatomía de la canción. Historia oral de 45 temas que transformaron el rock, el r&b y el pop, una extraordinaria recapitulación del ‘así se hizo’ de los temas que les llevaron a ingresar en el olimpo no solo de la música, sino de la cultura popular del siglo XX.

Descubrimos, por ejemplo, que Mercedes Benz, de Janis Joplin, vio la luz cuando la cantante se encontraba dentro de un bar en el que atronaba, por los altavoces, el Hey Jude de los Beatles. Que los REM concibieron Losing my religion como un capricho sin el menor recorrido, fuera de los singles elegidos para que Out of time sonara en las emisoras de radio.

También sabemos, por ejemplo, que Whola Lotta Love, con sus 5 minutos y medio de duración, se benefició del auge repentino de las emisoras en FM gracias a la llegada masiva de sintonizadores de radio japoneses. O que Joni Mitchell compuso Carey, con falta de ortografía incluida en el título de la canción, como regalo de cumpleaños para un novio fugaz que tuvo en la ciudad pesquera griega de Matala, en Creta. Solo son algunos ejemplos; las canciones brotan de cualquier parte, con enormes dosis de azar incluido, parecen decir en una sola voz todas ellas.

Portada del libro que acaba de publicar Malpaso

Marc Myers (Nueva York, 1956) comenzó escribiendo en el Wall Street Journal, donde también habla sobre diseño, artes plásticas y jazz, una columna semanal sobre cómo cobraron vida estos temas. El éxito entre los lectores fue inmediato. Abarca el periodo de tiempo comprendido entre 1952 y 1991, dejando la recomendable distancia con el presente para no incluir canciones que en este momento puedan parecernos merecedoras de figurar en el libro, pero a las que solo el tiempo terminará por poner en su sitio.

En cada capítulo hay espacio para contar no solo la historia del tema, sino todo el contexto que la envuelve, en especial, como es lógico, el musical. También la influencia de la técnica en el tipo de música que se escuchaba en cada momento. Sobre todo, Myers ejerce de storyteller maestro a la hora de elaborar historias irresistibles, trenzadas con decenas de anécdotas y curiosidades.

Myers ejerce de storyteller maestro a la hora de elaborar historias irresistibles, trenzadas con decenas de anécdotas y curiosidades. Se cuenta no solo la historia del tema, sino todo el contexto que la envuelve”

Hay, también, espacio para que la voz de cantantes, compositores, productores, ingenieros de sonido y todo aquél que tuviera que algo que ver en cada canción, aporte sus recuerdos personales, dando lugar a una experiencia ampliada sobre lo que el mismo Myers anuncia a lo largo de cada capítulo. En muchas ocasiones, el propio intérprete reconoce lo que supuso el éxito de cierta canción en su vida y en su carrera. El resultado es una inmersión pausada, accesible y completa en 5 décadas de música popular y en la vida, obra y milagros (a veces, casi literales) de 45 intérpretes que marcaron el signo de los tiempos, muchas veces o casi siempre sin proponérselo.

Marc Myers, autor del elogiado Why Jazz Happened, dos veces galardonado con el Premio de la Asociación de Periodistas de Jazz al Blog del Año, es un exquisito maestro de ceremonias que sabe poner el acento en cada punto exacto. No ha buscado un resumen de las 45 mejores canciones jamás grabadas, pero sí ha elegido muchas de las más jugosas, con una intrahistoria rica y dimensiones que abarcan hasta la actualidad. Se puede decir aquello de que no están todas las que son, pero sí son todas las que están. Un libro que casi se tararea. Él mismo aconseja acompañar la lectura, que tiene la duración de un podcast breve, por dos escuchas del tema al que se refiere el texto; una, antes de leerlo, y otra posterior. Un gustazo para los apasionados de la música y sus entretelas.

Anatomía de la canción