7 diciembre, 2017. Por

Agoraphobia

Hablamos con el cuarteto gallego sobre ‘Incoming Noise’, su flamante nuevo disco
Agoraphobia

Una de las promesas del rock gallego anda presentando su su nuevo LP estos días. Después de pasearse por escenarios tan variopintos como el SXSW o festivales filipinos, Agoraphobia comienzan a presentar Incoming Noise en nuestro país. Hemos hablado con ellas sobre cómo es dedicarse a la música en Galicia, rock y  ser una banda de chicas en un mundo de tíos.

“Que nos gritasen directamente solamente lo hemos sufrido una vez. Luego nos lo encontramos un día por la calle e hicimos que nos pagara un bocata”

El primer concierto de presentación de Incoming Noise fue en el BIME. ¿Cómo fue la cosa?

Sabela: Creemos que muy bien, lo llevábamos muy preparado, lo soltamos todo y la peña se quedó con la boca abierta.

Susana: Sí, la verdad es que cuando estábamos tocando la primera reacción era como de la gente parada. Y cuando estábamos en el escenario decíamos “¿qué está pasando ahí abajo? ¿por qué nadie se mueve?”. Pero después ya descubrimos por qué era y en realidad fueron todo sensaciones buenas.

Vuestros dos primeros EPs, Dirty Little Things (2014) y Ready To Play (2015), eran muy rockeros, muy potentes. Pero Incoming Noise se ve muchísimo más pulido, maduro y con muchas influencias. ¿Qué ha pasado entre unos y otros?

Susana: Nosotras evolucionamos bastante en este tiempo, durante el proceso de creación. Y experimentamos una serie de cosas personales que nos llevaron a escribir sobre momentos muy intensos, malos y buenos. Y fue un proceso muy duro de buscar sonido, de poner la música en el primer plano, y eso nos llevó a que sí que se note un salto muy grande de, aunque sea topicazo, madurez. Pero un cambio bastante grande porque cambiamos la posición de la música en nuestra vida, la temática de las canciones, el sonido lo encontramos después de buscarlo muchísimo.

Lucía: Sí, digamos que hubo como una evolución y cambio, tanto a nivel personal como a nivel profesional. Y eso se ve bastante reflejado en el disco.

“Cambiamos la posición de la música en nuestra vida, la temática de las canciones y el sonido lo encontramos después de buscarlo muchísimo”

He leído en vuestro Facebook que ahora vais a dedicaros profesionalmente a esto. Supongo que esto es parte de lo que decís.

Paula: El proceso de grabación siempre lo definimos como intenso. Y fue un proceso largo. Digamos que fue como un click en nuestra cabeza. Nosotras la música siempre la hemos tenido en muy alta estima pero teníamos nuestra vida, nuestros estudios, nuestro trabajo… Pero como que llegamos a un momento en el que nos sentíamos como cuatro personas que éramos las adecuadas para hacer algo juntas y decidimos apostarlo todo por esto porque confiamos muchísimo en ello y creemos que es un trabajo muy sincero y que refleja muy bien lo que somos nosotras.

Sabela Sampedro durante el concierto de Agoraphobia en El Sol de Madrid

Habéis cambiado la formación recientemente. ¿La habíais cambiado ya antes de grabar el disco?

Susana: No, fue durante. Porque éramos cinco chicas, antes estaba con nosotras otra guitarrista que se llama Isleen que estuvo en el proceso del disco. Pero fue en ese momento de tomar la decisión en el que todas queríamos hacer esto, que nadie nos iba a venir a buscar a nuestra casa para llevarnos, que éramos nosotras las que teníamos que determinar si queríamos centrar nuestra vida en la música. Y bueno, ella no tomó la misma decisión que nosotras. Entonces decidimos seguir las cuatro igual con esto hasta el final.

No es una decisión sencilla pasar de dos a una guitarra.

Susana: Nosotras hemos decidido seguir con este proyecto juntas. Pero claro, en el disco hay claramente dos guitarras y nosotras ahora en el directo llevamos un músico de apoyo. Que es el productor de nuestro disco, Yago Lorenzo que surgió de manera muy natural, él es guitarrista, se conoce los temas mejor que nadie que pudiera venir. Y tenemos mucha amistad con él así que, naturalmente, ahora viene con nosotras.

“Tuvimos un caso muy claro de un tío que nos gritaba obscenidades. En el momento pasamos, y luego se arrepintió.”

¿Cuál es el background musical de Incoming Noise? ¿Qué habéis estado escuchando estos años?

Paula: De todo. Nuestras referencias más directas van desde grupos de stoner, como Queens of the Stone Age, a Placebo, Sonic Youth

Lucía: Grupos más recientes como Royal Blood, que nos gusta mucho.

Susana: Están también por ahí Touché Amore, muchísimo.

Susana Saavedra durante el concierto de Agoraphobia en El Sol de Madrid

Parece que es el momento de las bandas de o con mujeres. ¿Cómo surgió la vuestra? ¿Siempre quisisteis hacer una banda de chicas? ¿O, sencillamente, os juntasteis?

Susana: Realmente nos juntamos un poco por afinidad musical y por objetivo común. Yo estuve en una banda de chicos hace miles de años. Pero este era un proyecto en el que nos metimos juntas y estamos súper cómodas así. Pero, por ejemplo, ahora llega Lorenzo y no tenemos una exclusiva de que queramos ser solo chicas.

Sabela: Es dar con las personas adecuadas. Y creemos que nosotras lo somos entre nosotras y con Yago pues lo mismo.

“Galicia es genial para tocar. Cada vez hay más escena y garitos”

Cualquiera que vaya a conciertos sabe que basta que se suba una chica a un escenario, no digamos ya varias, siempre hay algún tío que siente la necesidad de molestar y pegar gritos de una forma muy irrespetuosa. ¿Os encontráis con estos problemas? ¿Cómo los gestionáis?

Susana: Por supuesto que sí.

Sabela: En el momento lo más fácil es obviarlo. No vas a ponerte a discutir ni nada porque tampoco merece la pena arruinar tu concierto por este tipo de cosas. Pero la actitud que tomamos es… intentar pasar como de comer mierda.

Susana: Tuvimos un caso muy claro de un tío que nos gritaba obscenidades. En el momento pasamos, y luego se arrepintió. Con el tiempo un día lo cogimos por banda. No puedes dejarlo pasar tampoco porque, obviamente, tienes que hacerte respetar. Pero tampoco te puedes poner a gritar en medio de un concierto. Es que es mejor no darles importancia porque eso es lo que más les jode al final.

“Tampoco te puedes poner a gritar en medio de un concierto. Es que es mejor no darles importancia porque eso es lo que más les jode al final.”

Paula: Al final el resultado de tu trabajo es lo que te va a hacer tragar todo eso.

Lucía: Una agresión fuerte, tipo que nos gritasen así directamente solamente la hemos sufrido una vez. Y fue este caso concreto, que luego nos lo encontramos un día por la calle y lo “educamos” [Risas]. Le hicimos que nos pagara un bocata. Lo que más nos encontramos son agresiones más pequeñas. Básicamente, que nos hagan comentarios muy feos a la cara. Los que nos hacen a la espalda no cuentan. Pero que nos digan ciertas lecciones vitales como “tocas como un chico”, “déjame que te ayudo”.

Sabela: “Yo que tú no tocaría con falda”.

Lucía: Esos comentarios son microagresiones. De esas hay miles en cada concierto. Y te las dicen desde una normalidad muy rara. Y eso sí que es lo que más nos llama la atención. En el disco hay una canción que es É Unha Opinión y ahí hicimos una selección de todas las que nos encontramos y es una forma decir “esto es lo que hay”.

“Lo que más nos encontramos son agresiones más pequeñas. Básicamente, que nos hagan comentarios muy feos a la cara: sufrimos miles de microagresiones en cada concierto”

Y lo de dedicarse exclusivamente a la música, ¿da vértigo? ¿A qué os habéis estado dedicando hasta ahora? ¿Cómo lo habéis estado compaginando? ¿Cómo lo vais a hacer ahora?

Sabela: La verdad es que desde que tomamos la decisión nos estamos dedicando solo a la música. Literalmente, día tras día. Pero esto, nada, simplemente en vez de tener un trabajo como teníamos antes, pues hacer lo mismo pero con la música. Entonces te levantas, vas a los ensayos y preparas el directo. Que es lo que estuvimos haciendo hasta ahora. Y buen, pues hacérselo ver así a la gente que te rodea que no lo llega a entender.

Paula: Eso es lo más difícil.

Sabela: Naturalizarlo y mostrarlo como otro trabajo cualquiera, tampoco pretendo ser Mick Jagger.

Paula Rego durante el concierto de Agoraphobia en El Sol de Madrid

Paula: Es que hay dos puntos: sobre todo en Galicia, la gente que se dedica a la música trabaja en la verbena y durante el verano toca todos los días. Entonces es lo que se podría llamar un “trabajo de bien”. Pero luego está lo que hacemos nosotras, que es como “ah, que vas a tocar los sábados y tal”. Ya no es lo mismo, no es tanto nivel. Entonces sí que es complicado hacerle entender a la gente que te quieres dedicar a esto. Y luego siempre te llegan las preguntas tipo “pero, ¿cobras bien? ¿cuánto cobras? ¿vives bien de esto?”. No le preguntas a nadie que trabaje en una oficina cuánto cobra y si vive de eso.

Lucía: Es raro porque es un poco intangible. Y a lo mejor nos dio vértigo antes de tomar la decisión pero cuando la tomamos ahora sí que es el presente. Entonces nosotras quedamos a diario para componer y ensayar y ahora que estamos con la gira del disco no da tanto vértigo porque ya es la realidad. Nos queríamos dedicar a la música y el presente se convirtió en que estamos haciendo música todos los días. Así que el miedo ese ya pasó. Además estábamos en una situación un poco injusta, en la que en la que unas trabajábamos y otras estudiábamos y eso provocaba injusticias al respecto del tiempo que cada una le podía dedicar a esto. Aparte teníamos la sospecha de que no pasaría ningún tren al que subirnos, así que si no hacíamos algo por ello, nadie iba a venir a buscarnos a la puerta de casa.

“Siempre te llegan las preguntas tipo ‘pero, ¿cobras bien? ¿cuánto cobras? ¿vives bien de esto?’. No le preguntas a nadie que trabaje en una oficina cuánto cobra y si vive de eso.”

¿En Galicia hay mercado suficiente para esto? ¿O planeáis, aunque Galicia siga siendo vuestra base de operaciones, moveros más?

Susana: Queremos ampliar horizontes. Aunque Galicia es genial para tocar. Ahora cada vez hay más escena y más garitos.

Lucía: Ahora hay una escena buenísima en Galicia de grupos que están haciendo música muy buena y muy activamente. Pero luego también hay el rollo de ir a una sala y que esté vacía, sea el grupo que sea. Entonces como que es un buen momento.

Así que pensáis ir recorriendo el resto del país, independientemente del circuito festivalero.

Susana: La idea que tenemos es acabar el año girando en Galicia. Y en 2018 tenemos el plan de expandirnos por España y Europa a partir de primavera.

¿Cómo se pasa de tocar por Galicia a Manila y el SXSW? ¿Funciona mejor vuestra fórmula en festivales internacionales que en España?

Sabela: Es que el nuevo disco no nos dio tiempo a probarlo fuera, pero les colamos un par de temas. La acogida que tuvimos fuera fue muy buena. Y en Flilipinas nos llevamos la sorpresa de que la gente es súper parecida a nosotras en lo que se refiere al humor y el gusto por la música. Eran gente muy agradecida. Entonces sí que entró muy bien.

Lucía Fernández durante el concierto de Agoraphobia en El Sol de Madrid

¿Tenéis pensado explorar más festivales fuera del circuito clásico nacional?

Sabela: Ojalá. Es de estas cosas que cuando las piensas, cuando nos surgió la oportunidad de ir a Filipinas, era súper raro. Pero luego cuando estás allí, es genial. Y valió muchísimo la pena porque por lo distinto que es, a todas nos enriqueció muchísimo estar allí. Y comer paloma.

Ya habéis hablado de algunas de las experiencias de las que habéis hablado en Incoming Noise. ¿Qué más cosas contáis en este disco?

Susana: Realmente coge experiencias vitales de todas. Todas tenemos una participación muy activa en Agoraphobia, a todas nos gusta mucho componer y escribir. Durante el 2016 y el 2017 nos pasaron cosas muy malas y muy buenas a nivel personal y como grupo. Entonces hablamos un poco de eso, de sentirnos frustradas, de sentirnos solas, de perder a gente… También hablamos de cosas buenas, como de vivir de prisa en Caffeine Pill. O del contexto que nos rodea: nosotras somos de la costa, entonces hablamos del mar, de que nuestras familias trabajan en él, de lo que nos define a nosotros verlo cada día. También está presente una especie de sentimiento nuevo: el amor del compañerismo, de compartir un sentimiento nuevo. Es como una nueva ilusión, que es lo que tenemos ahora mismo entre nosotras. Y yo creo que se ve bastante en el disco.

“Hablamos del contexto que nos rodea: nosotras somos de la costa, entonces hablamos del mar, de que nuestras familias trabajan en él, de lo que nos define a nosotros verlo cada día”

Hay un fondo muy optimista y muy dulce en Incoming Noise que marca la diferencia con los anteriores trabajos, que eran muy agresivos.

Susana: Es porque este disco es honesto [Risas]

Paula: Mucho más orgánico ¿sabes?. Llega a un punto, luego baja… es como una onda.

Sabela: Pero es que fue así el proceso. Es súper bonito y crecemos mucho juntas, pero después es tan intenso que es necesaria la calma.

Paula: Cuando pasas tanto tiempo haciendo algo conjunto al que le pones tanto empeño es inevitable que surja tensión y que se manifieste. Entonces a lo mejor no en las letras, pero sí en cómo está tocado. Todos esos sentimientos, todas esas emociones están ahí.

Gira
07.12: Culleredo (A Coruña). Forum Céltico
08.12: Vilagarcía de Arousa (Pontevedra). Sala Bianco Sama
09.12: Ferrol (A Coruña). Sala Super 8
15.12: O Barco de Valdeorras (Ourense). Sala Baranda
16.12: Pontevedra. Sala Baranda

Agoraphobia